Inicio > Hardware, Mac, Novedades > Nuevo iMac: Una pequeña decepción

Nuevo iMac: Una pequeña decepción

11 septiembre, 2007

Ya me llevé un chasco el 7 de agosto cuando lo presentaron, ya que sinceramente me esperaba una pequeña revolución en el diseño, pero se quedó sólo en una evolución. Algo más de velocidad, un poco más de disco duro y un diseño mejorado…Eso si, en la web de Apple, el nuevo modelo parecía espectacular, pero es que hay que reconocer que, además de ser unos genios del diseño, los de Apple (o su agencia de publicidad) son únicos fotografiando sus modelos.
imagenesimac-2007.jpg

Pero hasta la semana pasada no había tenido la oportunidad de verlos físicamente y nuevamente, la decepción fué mayor. Los pude ver en unos grandes almacenes y tenían juntos el iMac de 24″ nuevo y el anterior (vamos, el aluminio y el blanquito) por lo que era fácil comparar.

Desde un punto de vista estético y vistos de frente, son muy parecidos. Quizá podía ser por la iluminación, pero el aluminio del modelo nuevo no se diferencia tanto del blanco.
En lo que sí se nota la diferencia es en la pantalla. La pantalla ‘glossy’ del modelo antiguo no tiene casi reflejos, aunque los colores son menos vivos que en la pantalla brillante del nuevo iMac.
En otros webs hay bastante polémica con éste tema, con los defensores de la pantalla brillante frente a los de la ‘glossy’. Yo sólo puedo decir que mi MacBook tiene la pantalla con brillo y la verdad es que se ve muy bien, lo que es mucho decir de un portátil que uso tanto en la oscuridad de una habitación como a pleno Sol. Pero tampoco se puede negar que a veces veo reflejos bastante molestos, pero se solucionan simplemente moviendo un poco la pantalla.


La trasera es muy distinta en ambos modelos, pero personalmente no le veo la gracia… es como estar orgulloso de lo bonitos que son los bajos de tu coche o la parte de atrás del reloj😉. Supongo que tendrá más sentido en una oficina en la que sí se ve la trasera del ordenador, pero en mi caso, están castigados contra la pared🙂

El teclado sí que es espectacular. Es muy fino y muy cómodo de manejar y lo del acabado metálico lo hace único. Un 10!!
Pero lo que se lleva un suspenso es el ratón. Además de que el ratón de Apple es muy incómodo de manejar y ya va siendo hora de rediseñarlo, no entiendo cómo es el único elemento que sigue siendo blanco?!?!? Y a ver dónde encontramos ahora un ratón de otro fabricante, metalizado y a juego con el aluminio del iMac! Seremos muy pijos, pero recuerdo que pensé lo mismo cuando compré el Macbook: todo negro, menos el mando a distancia y el cable de corriente que son de un blanco inmaculado!!! Lo dicho, ya que el diseño es tan importante en los Mac, habría que llevarlo hasta el extremo, no?

El conjunto es impresionante y el llevar todo integrado facilita que tenga muy pocos cables a la vista. Sin embargo, habrá que ver cómo queda al dejar conectado el cable del iPod, el lector de tarjetas de memoria de la cámara (cómo no lo lleva integrado por algún sitio?!) o algún disco duro externo… vamos que al final quedará como cualquier otro PC…

Resumiendo. Lo mismo que decía al principio: una evolución más que una revolución. Quizá pidamos mucho y esperamos que cada nuevo modelo sea un nuevo ejercicio de diseño, pero es que nos han malacostumbrado, verdad?

De todas formas, el nuevo iMac es muy buena máquina, tanto que a partir de Octubre, cuando salga Leopard (y si no hay rumores de nuevas mejoras) cambiaré el PC de sobremesa por el iMac 24″.
Seguramente elegiré el que lleva el procesador de 2.4 GHz, en lugar del de 2.8 GHz ya que la diferencia es de más de 450 € sólo por un procesador un poco más rápido, 1 Gb de RAM más y algo más de disco duro. En fin, que no merece la pena. Es más, llevo tiempo mirando los productos “restaurados” que tiene Apple en su tienda y quién sabe, quizá merezca la pena comprarlo por ahí y ahorrarse algunos euros más que invertiré en algún nuevo gadget…

Ya os contaré…

Categorías:Hardware, Mac, Novedades
A %d blogueros les gusta esto: