Inicio > A fondo, iPhone > De vacaciones por Argentina con el iPhone

De vacaciones por Argentina con el iPhone

28 noviembre, 2007

iphonearg.jpg

Hace más de dos meses que tengo el iPhone. Me llegó un par de días antes de irme de vacaciones, así que a pesar del lío que eso supone, dispuse del tiempo justo para liberarlo, sincronizarlo con el Mac y meter unas cuantas canciones y podcasts. Menos mal, porque unos días después salía la 1.1.1, con lo que habría tenido un bonito ladrillo de $399…

Cuando se lo conté a Miguel de Macuarium, me propuso que escribiera un pequeño artículo sobre mi experiencia real con el iPhone, así que no os esperéis un análisis en profundidad de cada funcionalidad. Eso ya lo han hecho otros.

Lo tenéis a continuación… seguid leyendo. 

Liberando el iPhone

El proceso para liberar el iPhone fue bastante mal la primera vez. Gracias a iNdependence conseguí desbloquearlo y así instalar AnySIM para liberarlo y poder usar mi SIM. Pero no funcionó bien. Aparte de no reconocer la SIM, dejó el audio con un volumen tan bajo que ni siquiera podía usarlo como un iPod y escuchar música.Por suerte, al día siguiente apareción una nueva versión de AnySIM que corregía ciertos bugs y en menos de 30 minutos ya tenía el iPhone liberado y con el problema del volumen corregido. Por supuesto, el iPhone fué uno de los primeros cacharros que guardé en el equipaje, pero antes, lo sincronicé con mi Mac.

Sincronización

El proceso de sincronización con el Mac es muy “suave”. Una vez configurado en iTunes, te copia todas las direcciones de la Agenda, citas de iCal, los Favoritos de Safari y la música, podcast y videos de iTunes. Por cierto, como tengo más de 12 Gb de música, lo que hice fue crear una lista de reproducción llamada ‘iPhone’ y moví allí las canciones que me quería llevar. Luego basta decirle a iTunes que sincronice sólo esa lista. Fácil, verdad?

Sorprendentemente, la sincronización con iTunes incluso te crea, y deja perfectamente configuradas en el iPhone, las cuentas de correo que tienes en el Mail del Mac. Asombroso! Muy al estilo de Apple😉

Sin embargo, y esto sí que es extraño, ni sincroniza las tareas pendientes de iCal (!), ni hay forma de introducir un recordatorio en el iPhone. Esto es una pena, ya que yo confío poco en mi memoria y me apunto todo. Supongo que esto se arreglará en alguna de las próximas actualizaciones…

Empiezan las vacaciones!!!

11 horas de vuelo… Menos mal que llevaba varias pelis, montones de canciones y un par de podcast de PuroMac que no había podido escuchar, así que Flavio y Fede me iban a acompañar en mi viaje a su tierra natal…

Os cuento las cosas que descubrí en ese viaje:

Lo primero es que en cuanto sacas el iPhone, llamas la atención de todos los que están alrededor y notas las miradas preguntándose qué será ese dispositivo tan llamativo.

Segundo. Como decía Flavio en PuroMac, avanzar o retroceder en un podcast es horrible. Los botones de Avance o Retroceso Rápido están bien si quieres avanzar como mucho 5 ó 10 minutos en el podcast. Pero si quieres avanzar 30 minutos, debes usar una barra de desplazamiento, que deja mucho que desear en cuanto a precisión. En fin, prefiero el sistema de mi iPod.

img_0301-2.jpg

Tercero. Ver vídeo en el iPhone es alucinante. Gracias al tamaño y calidad de la pantalla puedes ver perfectamente series e incluso una película, cosa que no coseguí hacer nunca con el iPod.

Y cuarto, la batería dura muuuucho escuchando música o podcast, pero usar vídeo ya es otra historia.

Al llegar al hotel, dejé las maletas y me bajé a desayunar. Conecté el WiFi del iPhone con una pequeña esperanza de que hubiera alguna red abierta para conectarme y poder bajar el correo y leer las noticias en algunas webs… vaya sorpresa!! había 3 redes abiertas!! Y no sólo en el hotel. Vayas por donde vayas, hay wifi gratis en montones de sitios, así que puedes navegar desde casi cualquier lugar. Qué afortunados sos, pibes🙂

Mientras leía mi correo pense: “Andá, teniendo Google Maps en el iPhone y wifi por todas partes, podré acceder al callejero y no me perderé por Buenos Aires…”. Pues no. Google Maps dispone de unas bonitas vistas desde el satélite, pero no hay callejero de la ciudad. Una pena, pero ahí la culpa no es de Apple, ni del iPhone.

Usándolo como un iPod 

Así que después de ir a la oficina de Turismo de Puerto Madero y conseguir unos mapas en papel😦 , me dispuse a recorrer la ciudad, escuchando música con el iPhone a través de los auriculares. No sé si mis oídos son más pequeños de lo normal, pero los auriculares se me salen de las orejas a cada rato… un poco incómodo.

Otra cosa que echo en falta es un control de las canciones y del volumen en algún sitio. Me explico: estoy acostumbrado a usar el iPod Radio Remote con mi iPod vídeo. Este accesorio te permite (además de escuchar la radio) controlar el avance, pausa, reproducción y retroceso de canciones y por supuesto, subir y bajar el volumen. A mi me parece muy cómodo, ya que puedes llevar el iPod en el bolsillo y colgarte el Remote (al estilo del iPod Shuffle) en la camisa o los pantalones y así poder manejar la mayor parte de las funciones sin sacar el iPod del bolsillo.

Por desgracia (y lo he comprobado) el Radio Remote no funciona con el iPhone, así que para subir o bajar el volumen tienes que sacar el iPhone y hacerlo en la pantalla. Afortunadamente, tanto la pausa como el avance a la siguiente canción se pueden hacer con pulsaciones en el micrófono de los auriculares. Mejor eso que nada.

Como cualquier otro teléfono con auriculares, si estás escuchando música y te entra una llamada, el volumen de la canción desciende  y escuchas el tono de llamada. Basta pulsar el micrófono para hablar y cuando acabas la llamada, la música continúa en el sitio que la habías dejado. Nada nuevo.

Tampoco os voy a hablar del bonito interface que te permite navegar por las carátulas de los discos al estilo iTunes. Seguro que ya lo habéis visto todos. Es realmente útil para “vacilar” a tus amigos de lo chulo que es el iPhone, pero poco práctico a la hora de buscar canciones.

Andá! si también es un teléfono

La verdad es que el iPhone tiene tantas cosas que a veces se nos olvida que es un teléfono (si se te olvida muy a menudo, mejor que te compres un iPod touch)🙂

Lo que más me ha gustado sin duda es la calidad del audio cuando estás hablado. Se escucha muy bien a la otra persona y el sonido es cristalino. Excelente.

Por desgracia, el uso de la agenda de contactos que la otra funcionalidad básica que pedirías a un teléfono, no me acaba de convencer. Quizá sea muy fácil cuando tienes 80 ó 100 contactos, pero en mi agenda hay más de 400 personas y no acabo de acostumbrarme.

Por si no lo sabéis, cuando entras en la agenda te aparece la lista con todos tus contactos, empezando por la A. Puedes hacer scroll por todos los contactos hasta llegar al que quieres o pulsar en una de las letras del lateral donde aparece todo el abecedario y te llevará directamente al primer contacto que empiece por dicha letra. Las letras son un poco pequeñas y a veces es difícil acertar, pero ese no es el mayor problema. En mi caso puedo ir a la letra J directamente, pero tengo más de 35 nombres que comienzan por esa letra y llegar al último no es sencillo…

Reconozco que en este punto echo de menos mi blackberry que como cualquier otro teléfono, te permite pulsar las primeras letras de un nombre y te los busca automáticamente. Como el iPhone no tiene teclado, ni algo similar a Spotligth, eso no se puede hacer. Sin embargo, hay una opción que te muestra un teclado de teléfono normal para hacer llamadas tecleando directamente el número de teléfono y si yo fuera ingeniero de Apple (jajaja) me lo pensaría para poner ahí la función de búsqueda de contactos, que al fin y al cabo es lo que estamos acostumbrados a hacer en cualquier teléfono

Navegando por internet

Lo mejor del iPhone con mucha diferencia. En 3 semanas sin ordenador y con WiFi por todas partes, no eché de menos mi Mac para visitar mis webs favoritas. Es sin duda el mejor cacharro que he tenido nunca para navegar por internet. 

La implementación de Safari que han hecho para el iPhone unido a la posibilidad de desplazarte por las páginas y ampliarlas o reducirlas simplemente pulsando en la pantalla es espectacular. 

Sólo un ‘pero’: No permite ver contenidos en Flash… No sé la razón de que esto sea así, pero espero que lo arreglen pronto y ya será PERFECTO. 

Correo electrónico y SMS

La verdad es que no usé mucho el mail por que llevaba la Blackberry para el correo del trabajo. Sólo respondí un par de mails personales, pero me guardo un análisis más profundo para el siguiente artículo.

Sin embargo, he decidido hablar al mismo tiempo del mail y los SMS por que son las 2 aplicaciones que usan el teclado virtual para escribir texto en el iPhone. Al principio hubo bastantes críticas por que era difícil acostumbrarse a escribir en un teclado táctil, donde no tienes esa sensación de que estás pulsando una tecla. Quizá sea por que llevo mucho tiempo usando Blackberrys y Palm Treo pero no me llevó ni 5 minutos teclear a buena velocidad y sin cometer demasiados errores. La “sensación” de pulsar una tecla la sustituí dejando un sonido al pulsar el teclado. Parece una tontería, pero da más sensación de estar tecleando y se cometen menos fallos. 

El resto de aplicaciones

Antes de nada, decir que no me bajé ninguna aplicación “extra”. Quería usar sólo las que vienen por defecto y así ver las carencias o bondades del aparatito.

El Tiempo: de la que más usé ya que recorrí media Argentina y me venía muy bien saber la temperatura que haría al día siguiente o en mi próximo destino. Muy útil estando de vacaciones. 

Cámara: llevaba mi Canon 20D, así que no hice muchas fotos con el iPhone. No era cuestión de sacar una foto de 2 megapixel del Perito Moreno, verdad? Tampoco usé la aplicación para visualizar las fotos por el mismo motivo.

Bloc de Notas: Muy útil para apuntar “ese sitio” que te recomiendan visitar o ese restaurante donde sirven el mejor bife de la ciudad. 

Agenda: Ni la abrí… estaba de vacaciones :-) 

Tampoco usé mucho Youtube. Había demasiadas cosas por ver en Argentina como para “perder el tiempo” viendo vídeos que ya podría ver a la vuelta.  

Conclusión

En definitiva, un bonito cacharro, al que se nota que le faltan bastantes detallitos por pulir y que al combinar un iPod y un teléfono en el mismo dispositivo ayuda a no tener que ir cargado con diferentes cacharros. Nada más. Si tienes Wifi disponible, su utilidad mejora notablemente gracias al mail y por encima de todo, a la navegación por internet.

Dentro de unos días tendréis un artículo con mis impresiones a la vuelta de vacaciones, después de usarlo en modo “trabajo”. Os anticipo que no serán damasiado buenas… 

Categorías:A fondo, iPhone Etiquetas: ,
  1. Hugo
    8 diciembre, 2007 a las 12:16 am

    Verás, acabo de terminar de leer “tu personal visión” del iPhone, y me da la impresión de que estas siendo demasiado comparativo con los dispositivos mas conocidos y que hasta la salida del iPhone, eran lo más.

    No te veo muy contento con el dispositivo que en la revista Time, califican como el invento del siglo, o como el dispositivo mas deseado por todos los mortales…

    No obstante me gusta el lado critico de tu experiencia y espero poder leer los comentarios sobre el funcionamiento en el trabajo.

    Un saludo.

  2. Algernon
    8 diciembre, 2007 a las 12:44 am

    Hola Hugo,

    Gracias por tus comentarios.
    Es cierto que comparo el iPhone con otros dispositivos que tengo (y que tienen muchos lectores) para mostrar en qué cosas el iPhone es mejor o peor.
    Pero no creo que eso sea un problema. Es más, creo que todos lo hacemos cuando compramos un dispositivo nuevo… yo al menos si.

    Con mis respetos para la revista Time… dudo que el iPhone sea el invento del siglo… quedan 92 años para que acabe el siglo XXI y estoy seguro que no nos podemos ni imaginar lo que aparecerá en los próximos años, no?
    Creo que algunos han exagerado bastante con el iPhone, que es un buen aparato, pero de ahí a ser el “dispositivo más deseado”…

    En fin, que gracias por tus comentarios y en unos días tendré listo el siguiente artículo. Espero tus comentarios cuando lo leas!

    Salu2
    Algernon

  3. 30 diciembre, 2007 a las 10:48 pm

    Bueno, te escribo desde buenos aires, me imagino que te ha gustado mi pais, por las chicas, la movida nocturna, los lugares y la comida ni te pregunto, lo doy por hecho. Muy buena la nota, acabo de adquirir un iphone y buscando entre cientos de paginas en google recalé en la tuya, felicitaciones por el blog.

  4. Algernon
    31 diciembre, 2007 a las 1:39 pm

    Muchas gracias Diego.
    La verdad es que me gustó mucho tu país, aparte de por lo que tú dices, lo mejor de todo era la sensación de sentirse “en casa” y no como en otros países, que a veces te sientes un extraño. Además, todas las personas que encontré fueron muy amables y siempre te recibían con una sonrisa.

    Supongo que para los que viváis allí será algo diferente, pero todos mis amigos que han ido a Argentina vuelven encantados.

    Salu2
    Algernon

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: