Cómo actualizar un ordenador antiguo a macOS Sierra

Lo he vivido en mis propias carnes. El disco SSD del MacBook Pro 15.4″ de 2010 se estropeó y hubo que cambiarlo por uno nuevo. Sin copia de seguridad, lo más efectivo era reinstalar con los discos originales e ir actualizando hasta macOS Sierra.

Macbook pro open
MacBook Pro enseñando las tripas

La teoría es sencilla, pero la realidad es otra. Los discos originales del MacBook Pro tienen macOS 10.6 Snow Leopard y esa versión ni siquiera daba la posibilidad de actualizar el sistema operativo a través de la App Store, sino que había que hacerlo con la opción “Actualización de software” (os acordáis?)

Usando dicha opción y tras sucesivas actualizaciones podemos llegar hasta la versión 10.6.8, a partir de la cual ya se puede actualizar con la AppStore. Pero cosas de Apple, al ir a actualizar directamente a Sierra te obliga a que como mínimo tengas macOS 10.7.5 Lion instalado:

sierra

Esto no debería ser un problema, pero es imposible encontrar las versiones anteriores del sistema operativo de Apple. Ni Lion, ni Mavericks, ni Yosemite, ni El Capitán… nada, solo aparece macOS Sierra. Y entonces ¿qué hacemos?

Pues después de mucho buscar, hemos encontrado un artículo en la web de soporte de Apple en la que nos indica que podemos ir a la opción “Comprado” de la AppStore y allí aparecen los sistemas operativos que fuimos actualizando en el pasado. La mejor opción es descargarse directamente El Capitán.

sierra2

Tras bajarse los más de 6 Gb que ocupa, el proceso de actualización a macOS El Capitán se inicia automáticamente:

elcapitan

Una vez terminado, ya puedes ir a la AppStore y actualizar a macOS Sierra sin ningún problema, siempre y cuando tu Mac cumpla los requisitos para ejecutar Sierra.

Y después te bajas SuperDuper y haces una copia de seguridad de tu disco duro para evitar tener que volver a repetir este tedioso proceso.

8 años después….

Hace unos días encontré un post-it donde tenía apuntadas las claves para administrar el blog. Llevaba unos 3 o 4 años sin entrar y me llevé una agradable sorpresa al ver que, a pesar de llevar 8 años sin actualizar, todavía recibe más de 3.000 visitas al mes! Habrá que dar las gracias al algoritmo de Google y a vosotros por seguir acudiendo a un blog donde el contenido está más que obsoleto.

Ha pasado mucho tiempo desde que cerré el blog. Mi iPhone original fue sustituido por un iPhone 4 y posteriormente por un iPhone 6. Mi MacBook de plástico negro se convirtió en un MacBook Pro de 15″ y luego en un MacBook Air. Y apareció el iPad, que en aquella época ni existía. Y el AppleTV y el Watch… Por no hablar de los diferentes sistemas operativos de Apple o de la revolución que ha supuesto la AppStore.

Ahora veo capturas de pantalla de hace 7 años y me doy cuenta de cómo ha evolucionado todo.

original-ipad-2-800x523

Y yo también he evolucionado (más bien envejecido) y de repente, me vuelven las ganas de escribir. No sé de qué temática, ni con qué objetivo, pero este blog siempre ha sido así: muy personal. Y espero que lo siga siendo. Ya me lo diréis vosotros 🙂

Para empezar, tema nuevo, más moderno. Y vuelvo a abrir los comentarios!