Cómo cambiar el disco SSD a un MacBook Air

Hace ya 10 años escribí la Guía para cambiar el disco duro a un MacBook.  Os ha debido ser muy útil porque el artículo lleva nada menos que 70.000 visitas!! Ahora, con el paso del tiempo, los equipos de Apple son cada vez más herméticos y permiten menos cambios. Algunos incluso llevan la memoria soldada a la placa, así que poco se puede hacer para mejorarlos.

Sin embargo, mi MacBook Air de 2012 si que permite, al menos, cambiar el disco duro SSD que lleva. Cuando lo compré, los 128 Gb de disco me parecían más que suficientes, pero ya tiene casi 50 Gb en fotos y si sumamos aplicaciones, archivos, etc me acababan dejando entre 10-20 Gb libres. Por mucho que OS X optimice el almacenamiento, ya se empezaba a notar que necesitaba un disco más grande.

Lo cierto es que estuve pensando en cambiar mi MacBook Air por un nuevo MacBook Pro, pero aún son demasiado caros y para el uso que le doy, el MBA sigue funcionando a las mil maravillas. Ni una queja es estos 5 años de intenso trabajo y muchos kilómetros recorridos con él a cuestas.

Tras mucho mirar opciones, me decanté por un OWC de 256 Gb que compré en Macníficos por 180€. El kit viene muy bien preparado, incluyendo una cajita para conectar el disco duro viejo e incluso trae los destornilladores necesarios. Un lujo.

fullsizeoutput_1e83

No miré mucho las especificaciones técnicas. Al final, si la tasa de transferencia es de 450 o 500 me da un poco igual. Va a ir tan rápido o más que el que ya tenía.

En lo que sí que hay que ser cuidadoso es que coincida con tu modelo de MacBook Air. Dependiendo del año de fabricación de tu Mac, necesitarás un disco SSD diferente.

Empezamos

Aunque en muchos tutoriales recomiendan abrir el ordenador y poner el disco duro nuevo y luego hacer una copia, a mi me gusta hacerlo al revés. ¿Por qué? Pues porque me parece un procedimiento más seguro. Hacemos la copia sin abrir el ordenador y sin manipular el disco original. Si hay algún problema, al menos tendremos todos los datos a buen recaudo.

Pues lo dicho. Primer paso, montamos el disco SSD en la caja que incluye el kit y lo conectamos al MacBook Air.

IMG_0486.jpg

Como el disco es para Mac ya viene con el formato adecuado. Basta con ejecutar SuperDuper! y hacemos una copia del disco antiguo en el nuevo. Como ya sabéis, SuperDuper hace una copia exacta de un disco en otro, incluyendo arranque, así que es muy sencillo. Tardará unos minutos, pero al acabar, tendrás en nuevo disco preparado para ser instalado en el Mac.

Usando el destornillador

Ahora empezamos con la parte de hardware. Por fin vamos a abrir el MacBook Air.

Como vamos a tocar el interior del ordenador, es mejor descargarnos de estática, así que toca algo metálico y reza para que no te salte una chispazo 🙂

Pon una toalla o similar encima de la mesa para evitar rayaduras y coloca sobre ella el Mac con la pantalla hacia abajo, que nos permita ver los tornillos que hay en la base del ordenador.

Vamos quitando los tornillos con el destornillador que incluye el kit. Hazlo con cuidado porque son tornillos pequeños. Ten en cuenta que hay tornillos de diferentes tamaños, así que déjalos en orden en la mesa sabiendo a que agujero corresponden.

IMG_0421

Saca la tapa despacio y verás el interior del Mac. Aprovecha para quitar el polvo que se haya acumulado. Justo encima de la batería verás una pequeña placa alargada. Ese es el disco SSD.

fullsizeoutput_1e86

Quita el tornillo que hay en uno de los extremos y saca la placa.

IMG_0423

Sustitúyela por el nuevo disco SSD y vuelve a poner el tornillo. Aprietalo bien, pero si forzarlo. Ya tienes tu disco nuevo instalado.

IMG_0485.jpg

Ahora vuelve a colocar la tapa del Mac y pon los tornillos. Con cuidado. No los fuerces.

Antes de arrancar el Mac por primera vez deberías resetear la NVRAM. Esto es una memoria donde el Mac almacena los datos del sistema, como el tipo de disco que tiene, etc. Es muy sencillo. Pulsas las teclas Alt-Comando-P-R (todas al mismo tiempo) y sin soltar, enciendes el Mac. Déjalas pulsadas hasta el oigas el sonido de arranque 2 veces y las sueltas.

Captura de pantalla 2017-09-06 18.00.23

Tu MBA se encenderá y cargará Mac OSX. Ve al menú  Acerca de este Mac / Almacenamiento y podrás comprobar la nueva capacidad del disco SSD.

Captura de pantalla 2017-09-06 17.59.20

Por último, instala el disco SSD original de tu mac en la caja externa que trae el kit. Cuando pasen unos días y veas que todo va bien, lo puedes formatearlo y usar para guardar archivos o hacer copias de seguridad. Tener un disco externo SSD es un lujazo. Lo entenderás cuando copies archivos y veas a qué velocidad se transfieren.

Llevo ya un par de semanas con el nuevo SSD y no he notado ninguna diferencia de velocidad, pero si que la batería me dura un poco menos que antes y veo que el porcentaje baja más rápido que antes. Durante los primeros días debería ser normal porque, aunque no lo veamos, el disco está trabajando por detrás organizando índices y cosas similares. No es algo crítico porque tras 5 años la batería aún aguanta unas 5-6 horas, lo que es más que suficiente con la tralla que lleva. Pero investigaré a ver qué encuentro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s