Archive

Archive for the ‘A fondo’ Category

Aprende un poco de UNIX para manejar la Terminal de Mac OSX

3 octubre, 2009 4 comentarios

Supongo que a estas alturas, la mayoría sabéis que Mac OSX es un sistema operativo cuyo interface gráfico se ejecuta sobre una versión de UNIX llamada FreeBSD. Para que lo entendáis, es como las versiones antiguas de Windows, que se ejecutaban sobre MS-DOS. Es decir, tenemos una parte básica del sistema operativo que se encarga de las operaciones a bajo nivel y una capa gráfica basada en ventanas que es mucho más amigable para el usuario.

Esto es una herencia de cuando Apple compró NeXT (la empresa que creó Jobs al ser expulsado de Apple) y que propició el regreso de Steve a la marca de la manzana. En ese momento se decidió que NextStep, el sistema operativo de NeXT basado en el kernel Mach y BSD fuera a su vez la base sobre la que desarrollar el sistema operativo de nuestros Macs actuales.

Queda fuera del objetivo de este artículo (y de mis conocimientos :)) explicar mucho más de sistemas operativos, pero creía necesaria la introducción para comprender lo que viene a continuación. Muchos de nosotros empezamos manejando ordenadores a base de teclear distintos valores en determinadas direcciones de memoria (como el ‘POKEBasic’ del Commodore 64), mientras que otros habéis “nacido” manejando un ordenador basado en ventanas.

Seguro que unos y otros habéis leído artículos que hablan de introducir tal o cual comando en la Terminal de Mac OSX. Los más valientes incluso habréis copiado la linea incomprensible de caracteres y pulsado Intro con un cierto miedo a ver qué pasaba…

Así que he pensado que no estaría mal escribir un pequeño artículo para explicar qué es la Terminal y algunos comandos básicos para que el menos podáis ver como funciona y que hay otra forma de manejar vuestros Macs. No sé yo si os será útil en algún momento, pero el saber no ocupa lugar 🙂

La Terminal

Antiguamente (vamos, hace más de 25 años) no había entornos gráficos en los ordenadores domésticos (Mac OS nació en 1984 y Windows 1.0 data de 1985), así que los ordenadores se manejaban a través del teclado y había que recordar multitud de comandos, cada uno con una función específica y un montón de modificadores que permitían especificar acciones determinadas de un comando. Así, para ver los ficheros que contenía un disco, en MS-DOS debíamos escribir DIR y pulsar Intro. Prehistórico verdad, verdad? 🙂

Pues la Terminal de nuestros Macs no es más que eso: un vestigio del pasado. Una forma de ejecutar comandos en nuestro Mac a base de escribir instrucciones que el sistema operativo interpreta y ejecuta.

En el caso de Mac OSX, abrir la Terminal significa lidiar con UNIX y conocer sus comandos específicos, de los que veremos algunos más adelante.

Como somos unos valientes, ejecutemos Terminal. Está en Aplicaciones/Utilidades o lo puedes buscar en Spotlight.

Nos aparecerá una pequeña ventana como esta:

term1

El texto “iMac:~ algernon$” nos indica que estamos en un ordenador que se llama iMac y que nuestro nombre de usuario en dicho ordenador es algernon. El símbolo ‘$‘ es sólo el indicador de que está esperando que tecleemos un comando. Para los que vengáis de MS-DOS, es lo mismo que el C:\>

Antes de explicar ningún comando, os diré cómo salir de la Terminal: teclea exit, pulsa Intro y cierra la ventana.

Ahora, veamos algunos comandos:

clear (limpiar ventana)

Aunque no es el más importante, he decidido que sea el primero porque cuando usemos otros comandos, la ventana se llenará de texto y lo hará más complicado. Basta teclear clear y pulsar Intro para que se borre todo.

ls (mostrar archivos)

El equivalente del DIR en MS-DOS. Nos muestra todos los archivos que hay en el directorio actual. Y cuando digo archivos, también incluyo directorios. Veamos un ejemplo:

term2

En la captura anterior, me está mostrando los archivos que tengo en mi Mac. Si os fijáis, son los mismos que aparecen en el Finder. Lo malo es que así no diferenciamos cuáles son ficheros normales y cuáles directorios, así que mejor usar una opción del comando ls:

ls -l (mostrar archivos en formato largo)

Teclea ls -l y pulsa Intro. Verás que aparece los siguiente:

term3

Eso de drwxr-xr-x nos debe sonar a ‘chino’, pero es fácil. La d al principio indica que es un directorio. Si es un fichero, en ese lugar aparecería un guión .

Los siguientes caracteres son los permisos de dicho archivo. Están en grupos de 3: rwx  r-x  r-x y son respectivamente, los permisos que tiene el dueño sobre ese archivo, los permisos del grupo y los del resto de usuarios. r significa que se puede leer (read), w que se puede escribir o modificar (write) y x que se puede executar (eXecute). Así que cuando hablamos de “reparar permisos” con utilidad de disco, nos referimos a estos permisos, ya que por distintas causas (como al instalar un programa nuevo), se pueden modificar y provocar fallos.

El siguiente número indica el número de directorios contenidos en el directorio, luego nos indica quién es el dueño del archivo y a qué grupo pertenece (algernon, staff) el número de bloques que ocupa el archivo, la fecha y por último, el nombre del fichero o directorio.

Aún así, con ls -l no podemos ver todos los ficheros que hay en el directorio, porque no muestra los ocultos. Para ello debemos usar:

ls -la (mostrar todos los ficheros en formato largo)

y nos aparecerá lo siguiente:

term4

Como podréis observar, los archivos que habitualmente están ocultos son los que empiezan con un punto.

Ahora veamos cómo movernos por los directorios.

cd nombrededirectorio (cambiar de directorio)

Elegid uno de los directorios, por ejemplo Library y escribe cd Library (ojo, que hay que respetar mayúsculas/minúculas). Verás que el prompt del sistema nos muestra en el directorio en el que estamos:

term5

Ahora puedes introducir ls -l para ver los archivos que hay en ese directorio. Para “subir” un nivel e ir al directorio anterior, basta con que teclees cd ..

Ahora que ya sabes moverte por los directorios y ver los archivos que contienen, veamos otros comandos:

cal (calendario)

Muestra el calendario del mes en curso

term6

Ping direcciónIP (hacer un ping a una IP)

Quizá alguna vez hayas tenido que hacer un ping a una IP para ver si un servidor estaba respondiendo. En UNIX es tan fácil como teclear ping, seguido de la dirección IP a comprobar:

Pulsa Ctrl-C para dejar de hacer ping y volver al prompt del sistema

term7

top

Muestra información sobre los procesos que se están ejecutando en nuestro Mac, así como información sobre la memoria, discos, red, etc. (pulsa q para salir)

term10

Hay cientos de comandos y no los podemos explicar todos aquí. Os dejo al final del artículo una serie de enlaces de referencia para que sigáis profundizando. Recordad que desde la línea de comandos se puede hacer de todo, incluido borrar ficheros y cargarte por completo tu disco duro, así que tened cuidad. Por si acaso, si tienes alguna duda con el formato o qué hace algún comando, siempre puedes usar:

man comando (manual)

Que te mostrará el manual con la descripción y opciones que permite el comando que hayas especificado:

term9

Otros sitios donde encontrar más información de sobre la terminal y comandos UNIX:

Apple Reference: Mac OSX Manual Pages

Lista de comando UNIX

Tutorial de la Terminal de Facilware

El terminal, esa temida y desconocida herramienta

Instala varias cuentas de DropBox en tu Mac

1 octubre, 2009 11 comentarios

logo

Utilizo mucho Dropbox. Lo uso para compartir ficheros con amigos, para tener mis archivos de trabajo disponibles desde cualquier sitio, para evitar tener que llevar un disco USB siempre en el bolsillo…

Con tanta actividad, los 2GB que te da Dropbox se acaban quedando cortos. Cierto es que si al darte de alta en DropBox, acabas el tutorial, te regalan 250MB adicionales (gracias @maeltj). Además, si ya eres usuario e invitas a alguien usando tu código de afiliado y éste acepta y se instala Dropbox, ambos conseguiréis otros 250MB (gracias @phroc). Pulsa aquí para darte de alta en Dropbox con mi código y ambos tendremos 250MB más.

Sin embargo, no es suficiente. Así que pensé que podría crear otra cuenta de Dropbox y ya de paso, poder separar las cosas personales de las profesionales. Pero lo malo es que Dropbox no lo permite. O lo configuras para una cuenta o para la otra, pero en teoría, no puedes usar ambas al tiempo. Si que se podría usar una a través del cliente normal y otra a través de la interface web (gracias @_maty), pero no es la solución más cómoda.

Así que lancé la pregunta en twitter y me aconsejaron algunas de las respuestas que os he indicado, pero todos decían que era imposible tener 2 cuentas activas en el mismo ordenador. Bueno, todos, no. @irre10 acabó llegando a la misma solución que yo y consiguió instalar 2 Dropbox con 2 cuentas diferentes en el mismo ordenador.

Veamos cómo se hace:

En primer lugar, tienes que crear una cuenta nueva en Dropbox con una dirección de correo diferente a la que ya tuvieras registrada en Dropbox. Si ya eres usuario y estás pensando “autoinvitarte” olvídalo porque Dropbox lo detecta y no te da los 250MB.

Una vez creada la cuenta, abre Terminal y teclea lo siguiente:

mkdir -p /Users/$USER/Applications/DropboxAltStarter.app/Contents/MacOS/

y pulsa Intro.

Luego escribe (o mejor, cortas y pegas):

cat <<EOF >/Users/$USER/Applications/DropboxAltStarter.app/Contents/Info.plist
<?xml version="1.0" encoding="UTF-8"?>
<!DOCTYPE plist PUBLIC "-//Apple//DTD PLIST 1.0//EN" "http://www.apple.com/DTDs/PropertyList-1.0.dtd">
<plist version="1.0">
<dict>
    <key>CFBundlePackageType</key>
    <string>APPL</string>
    <key>CFBundleExecutable</key>
    <string>DropboxAltStarter</string>
    <key>LSUIElement</key>
    <string>1</string>
</dict>
</plist>
EOF

y pulsa Intro.

A continuación, debes escribir (o cortar y pegar):

$ cat <<EOF >/Users/$USER/Applications/DropboxAltStarter.app/Contents/MacOS/DropboxAltStarter
#!/bin/bash
# Assumes you have Dropbox in /Applications
HOME=/Users/$USER/.dropbox-alt /Applications/Dropbox.app/Contents/MacOS/Dropbox
EOF

y pulsar Intro.

Por último, añade este comando:

chmod 755 /Users/$USER/Applications/DropboxAltStarter.app/Contents/MacOS/DropboxAltStarter

Con esto, lo que hemos hecho ha sido crear una segunda aplicación de DropBox llamada DropboxAltStarter y ‘engañarla’ para que crea que el directorio donde almacena los fichero es otro distinto al que donde, por defecto, el DropBox original guarda los archivos.

Ahora nos queda un último paso y es indicar que DropboxAltStarter se debe ejecutar al arrancar el Mac. Para eso nos vamos a /Preferencias del Sistema/Cuentas/Arranque y pulsamos en el símbolo + que aparece baja la lista de aplicaciones.

Nos saldrá el diálogo para seleccionar la aplicación que queremos añadir. Buscamos en el directorio Applications y seleccionamos DropBoxAltStarter:

dropbox1

Pulsamos en Añadir y comprobamos que tanto Dropbox como DropboxAltStarter están en la lista de aplicaciones que se ejecutarán al arrancar nuestro Mac:

dropbox2

Ya está. Ahora sólo tienes que Reiniciar tu Mac y al arrancar te aparecerá el proceso de instalación de Dropbox. Indica que ya tienes una cuenta e introduce los datos de la cuenta nueva que has creado al principio. Al acabar el proceso, verás que aparecen 2 iconos de Dropbox, uno para cada cuenta.

Si quieres diferenciarlos, puedes ir a las preferencias de Dropbox e indicar que uno de ellos use el “estilo Leopard” que pone el icono en blanco y negro:

dropbox3

Más información en el wiki de Dropbox

Activa la lectura/escritura de discos NTFS en Snow Leopard

27 septiembre, 2009 1 comentario

Navegando por los foros de MacRumors, me he encontrado un post muy interesante que habla del uso del sistema de ficheros NTFS que incluye Snow Leopard.

NTFS es el sistema de ficheros que se usa en Windows, así que los que tengáis alguna versión de del sistema operativo de Microsoft instalada en vuestro Mac con BootCamp, ya sabréis que podéis leer los fichero que hay en la partición Windows, pero no escribir ni modificar. Puede que también os haya pasado con disco duros externos, que normalmente vienen formateados en NTFS y tenemos el mismo problema para escribir en ellos.

ntfs1

Hasta Snow Leopard, podíamos usar Paragon NTFS for Mac para escribir en discos formateados en NTFS, pero es comercial y cuesta USD $19.95.

Sin embargo, las primeras betas de Snow Leopard incluían soporte de lectura/escritura en NTFS, pero sin saber muy bien la razón, desapareció en la versión final.

En el post de MacRumors, explican que el soporte NTFS sigue existiendo en Snow Leopard y la forma de activarlo es “relativamente” sencilla. Recuerda que si tienes instalado Paragon NTFS u otra aplicación similar, tienes que desactivarla primero.

Abrimos la Terminal (/Aplicaciones/Utilidades o busca en Spotlight) y teclea:

diskutil info /Volumes/volume_name, siendo volume_name el nombre del disco NTFS, por ejemplo, si lo quieres hacer con el disco de BootCamp, teclea:

diskutil info /Volumes/Untitled

Verás que te aparece un montón de información. Busca el Volume UUID y copia todos los números:

ntfs2

Ahora escribe en la teminal lo siguiente:

sudo nano /etc/fstab

lo que hará que se abra un pequeño editor de textos para modificar el fichero /etc/fstab.

En el editor, escribe UUID=(volume UUID) none ntfs rw sustituyendo (volumen UUID) por la lista de número que has copiado antes. Quedaría así:

ntfs3

Para guardar el fichero pulsa Ctrl-X y luego Y y luego Intro, con lo que volveremos al prompt del sistema.

Apaga y enciende el ordenador y a partir de ese momento, Snow Leopard te permitirá leer y escribir en el disco NTFS que has modificado.

También he leído en Applesfera que hay una aplicación llamada NTFS Mounter que facilita el proceso, así que si no os atrevéis con la Terminal, esa también puede ser una buena opción.

Ejecuta Windows en tu Mac con VirtualBox

15 septiembre, 2009 3 comentarios

Ya hemos visto en otros artículos cómo instalar Windows en tu Mac con Boot Camp, lo que nos permite tener ambos sistemas operativos en nuestro ordenador y usar uno u otro en función de nuestras necesidades.

Boot Camp tiene sus ventajas e inconvenientes, pero el problema más obvio es que debes arrancar el ordenador en Windows o en Mac OS X, no pudiendo utilizar ambos al mismo tiempo.

Sin embargo, hay software con el que si se puede ejecutar ambos sistemas operativos al mismo tiempo. Quizá los más conocidos sean Parallels y VMWare, aunque ambos son comerciales. Este software se encarga de crear un entorno (también llamado Máquina Virtual) que simula un ordenador con determinadas características en el que se puede ejecutar otros sistemas operativos al mismo tiempo que OSX.

También hay una alternativa gratuita: VirtualBox, que no tiene mucho que envidiar a sus hermanos comerciales y nos permite ejecutar Windows y otros sistemas operativos (como Android o Linux) en tu Mac. VirtualBox es de Sun, muy conocida por las potentes estaciones de trabajo en Solaris y por ser los creadores de Java u OpenOffice, entre otros.

Vamos a ver qué tenemos que hacer para instalarlo y configurarlo.

En primer lugar, nos descargamos la última versión de VirtualBox. Veréis que hay varias versiones en función de si lo vamos a ejecutar en Windows, Mac o Linux. Elegid la versión para Mac OSX (VirtualBox 3.0.6 for OS X hosts Intel Macs).

Una vez descargado el fichero .dmg, lo ejecutamos y nos aparecerá la siguiente pantalla:

vb1

Pulsamos en el icono VirtualBox.mpkg y empezará la instalación:

vb2

Después de los pasos previos, llegaremos a la pantalla donde tendremos que crear una nueva máquina virtual donde ejecutar el otro sistema operativo:

vb4

Pulsad en Nueva (arriba a la izquierda) y pasaremos al proceso de crear una nueva máquina virtual:

vb5

Ponedle un nombre (Windows7 en este caso) y seleccionar el sistema operativo Huésped (el que se va a ejecutar y convivir con Mac OSX). Como veis, aunque aún no está disponible la versión final de Windows7, ya aparece como opción. Una vez seleccionados los datos como aparecen en la ventana anterior, pulsad en Siguiente:

vb6

Ahora tendremos que indicar a VirtualBox cuánta memoria RAM debe asignar al nuevo sistema operativo. Puedes poner mucha más RAM que la que tenga tu ordenador, pero si no dispone realmente de esa cantidad de RAM, utilizará el disco duro y todo funcionará más lento.

Mi recomendación es que pongas 2048 MB y pruebes qué tal funciona. Con eso debería ser suficiente. De todas formas, estos parámetros se pueden modificar más tarde.

Pulsa en Siguiente y pasaremos a configurar el disco duro virtual:

vb7

Al igual que la RAM, VirtualBox simulará un disco duro dentro del propio disco del Mac donde se instalará el nuevo sistema operativo y todos los programas. Selecciona Crear Disco Virtual nuevo y no olvides marcar la casilla Disco duro de Arranque.

Ahora seleccionamos cómo será ese disco duro:

vb8

La primera opción nos permite crear un disco duro pequeño, que nos quitará poco espacio del disco de nuestro Mac y a medida que vayamos guardando más datos o programas, irá creciendo. Por el contrario, la segunda opción nos permite indicar un tamaño fijo. Recomiendo usar la primera opción.

vb9

Ponemos un nombre a la unidad y seleccionamos el tamaño inicial. En el ejemplo, 20 GB para que quepan tanto Windows7 como algunos programas y datos.

Pulsamos Siguiente y nos aparece la siguiente pantalla:

vb10

Esta es la pantalla principal de VirtualBox. Cuando terminemos todo el proceso, será la que nos aparezca al ejecutar el programa desde nuestro Mac. Pero aún no hemos terminado, ya que falta instalar el sistema operativo huésped, en este caso, Windows7.

Pulsa en la flecha verde (Iniciar) que aparece en la parte superior de la ventana. Nos aparecerá el siguiente aviso:

vb11

que nos indica que cuando ejecutemos otro sistema operativo, el teclado y el ratón del Mac, se utilizarán para dicho sistema operativo y no en Mac OSX. Más tarde verás que cuando ejecutas Windows, el ratón no puede “salir” de la ventana de Windows. Como ambos sistemas operativos se ejecutan al tiempo, el ratón y el teclado deben saber sobre cuál de los 2 sistemas actúan. Si estás en Windows, basta pulsar la tecla [cmd ⌘] de la izquierda para que el teclado y el ratón se utilicen en Mac OSX. Para volver a Windows, basta pulsar con el ratón dentro de la ventana de Windows.

vb12

Ahora tenemos que instalar Windows7. Pulsa en Siguiente.

vb13

En el ejemplo suponemos que tenemos Windows7 grabado en un DVD (aunque también es posible instalarlo desde el .iso que se podía descargar desde Microsoft). Selecciona Dispositivo CD/DVD-ROM y la unidad correspondiente al DVD de tu Mac. Pulsa en Siguiente.

vb14

Te aparecerá un resumen de tu selección por si te has equivocado en algo. Si todo está correcto, introduce el DVD de Windows7 en la unidad de DVD, espera unos segundos hasta que lo reconozca y pulsa en Siguiente:

vb15

A los pocos segundos verás que aparece el mensaje de instalación de Windows. Sigue las instrucciones que te van apareciendo y en unos pocos minutos tendrás W7 ejecutándose en una ventana de Mac OSX:

vb17

Para salir de Windows, basta apagarlo desde el menú de Windows y VirtualBox volverá a su pantalla inicial. Para volver a ejecutar Windows, basta con pulsar 2 veces en la palabra Windows7 que aparece en la columna derecha de VirtualBox.

Dependiendo de la configuración y modelo de tu Mac, verás que la velocidad de ejecución de Windows7 es bastante aceptable para las tareas básicas. No lo he probado con juegos, pero no creo que funcione bien (si es que funciona). En cualquier caso, es una muy buena opción (y gratuita) para ejecutar Windows en tu Mac.

Si quieres instalar otros sistemas operativos (como Linux) sólo tienes que ejecutar VirtualBox, pulsar en Nueva y repetir el proceso para instalar el otro sistema operativo.

Convierte las WebApps del iPhone en aplicaciones para tu Mac

21 agosto, 2009 Los comentarios están cerrados

Los que me seguís en twitter sabéis que no soy partidario de organizarme la vida con ningún programa GTD ya que ni tengo tantas cosas que hacer, ni creo que sea bueno dejar de “ejercitar” el cerebro con tareas que somos perfectamente capaces de realizar.

Pero evidentemente, esto es una opinión personal y seguro que cada uno tenéis vuestra forma de organizaros y sé que entre vosotros hay grandes adeptos del GTD, pero discutir sobre esto no es el objetivo del artículo.

Sin embargo, si que me gusta hacer el ejercicio de apuntar las cosas que tengo pendientes de hacer, más que nada porque al hacerlo las memorizo y por si acaso, como no soy infalible, de esta forma puedo revisarlo cada cierto tiempo y ver si se me ha olvidado algo.

Y para eso, con Google Tasks me vale para llevar un control de mi ‘ajetreada’ vida :). Google Task es muy sencillo de utilizar y basta con escribir las tareas pendientes (no tiene prioridades ni nada) y marcar cuando las has terminado. Vamos, que es más parecido a hacer una lista de la compra que a un sistema GTD.

Pero tiene una cosa que me fastidia mucho y es que para tener Google Task en pantalla, tienes que tener abierto Gmail a través de su interface web y cada vez que cierras la ventana o pestaña del navegador donde tienes abierto Gmail, desaparece también la ventanita de tus tareas.

Como ya os he dicho, no consulto demasiado las tareas que tengo pendientes, pero si me gustaría que fuera un poco más accesible, así que me puse a buscar si había algún programa de tareas que leyera los datos de Google Task y los mostrara de una forma más cómoda. Aunque no encontré ninguno que lo hiciera, si que leí de un programa llamado Fluid que tomaba una web y generaba una aplicación en un navegador independiente.

En su día ya había leído sobre Fluid, pero no le encontraba ninguna utilidad a eso de tener los mismos servicios o webs que podía ver en Safari, pero como si fueran una aplicación y dejarla en el escritorio o en el dock… para eso, podía marcar un favorito y ya está.

Sin embargo, esta vez leí, que además de convertirla en una aplicación, podía crear un icono de extras de esos que aparecen a la derecha en la barra de menú del Mac. Y eso si que era muy cómodo para lo que yo quería.

Así que descargué Fluid e hice mi primera prueba. No quedaba mal, pero le faltaba algo y en ese momento recordé que el interface de Google Task es más bonito cuando accedes a través del iPhone, así que en lugar de usar la versión normal, puse la dirección de Google Task para iPhone y volví a generar el programa. Ahora quedaba mucho mejor!!

Y lo mejor es que esto mismo se puede utilizar para otras WebApps del iPhone o webs adaptadas al móvil, que suelen tener un interface más compacto y quedan mucho mejor.

Os pondré un ejemplo de cómo se hace, pero usaremos la versión móvil de Facebook para mostrar el proceso.

Primero descargamos Fuid (son menos de 4 Mb) y lo guardamos en la carpeta de Aplicaciones.

Ejecutamos Fluid y nos aparece la siguiente ventana:

fluid1

Ahora tenemos que indicarle la dirección de la versión móvil de Facebook. Si no te la sabes, accede a Facebook.com desde el navegador del iPhone. Al detectar que es un móvil, se irá directamente a la versión correspondiente. Copia la siguiente dirección en el campo URL: http://iphone.facebook.com

Luego elige un nombre. Obviamente, en este caso, será Facebook

En Locations indica dónde se guardará la aplicación generada. Applications es lo correcto

Y Use Website Favicon como Icon. Esto indica que usaremos el favicon de la web (ese logo que suele salir en el navegador, a la derecha de la barra de direcciones) como icono de la aplicación que vamos a crear.

Debería quedar así:

fluid2

Pulsa en Create y al cabo de unos pocos segundos, te aparecerá la siguiente ventana:

fluid3

Pulsa en Launch Now para que ejecute el programa.

Una vez se haya ejecutado, te aparecerá la ventana de login de Facebook. Ve al menú y selecciona Facebook/Convert to MenuExtra SSB…

fluid5

Te aparecerá una advertencia y el programa se cerrará. Vuelve a ejecutar la aplicación buscando Facebook en Spotlight o desde la carpeta de Aplicaciones. Ahora verás que no aparece nada en pantalla, salvo el icono de Facebook junto al resto de iconos de la barra de menú:

fluid6

Pulsa en el icono y te aparecerá la ventana de identificación para entrar en Facebook:

fluid8

Teclea tus datos y entrarás en Facebook, pero con el mismo interface que si estuvieras accediendo desde Safari en el iPhone.

Esto mismo lo puedes hacer con todas las WebApps diseñadas (o no) para el iPhone o un móvil. Si no están pensadas para el móvil, lo único es que el tendrás que hacer scroll lateralmente para moverte por la web que estés mostrando.

Y ya para nota. Puedes ir a Preferencias del Sistema / Cuentas y añadir en Arranque la aplicación (o aplicaciones) que quieras que se ejecute siempre que conectas el ordenador. Así las tendrás siempre disponibles.

Por si te sirve de ayuda, yo me he creado algunas aplicaciones con periódicos que tienen versión móvil, por supuesto Google Tasks y ahora lo voy a intentar con Google Reader, que es el mismo que uso en iPhone. Además, Apple tiene un directorio de WebApps hechas específicamente para el iPhone. No son muchas, pero quizá encuentres algo que te interese.

Sincroniza tus calendarios de iPhone, iCal y Google Calendar

24 julio, 2009 10 comentarios

Espectacular! No hay otra forma de definirlo. He conseguido tener mis calendarios del iPhone, iCal y Google Calendar sincronizados, de tal forma que puedo introducir un evento en cualquiera de ellos y automáticamente me aparece reflejado en los demás.

Para los que no lo sepáis, existe un protocolo denominado calDAV que permite compartir calendarios entre varias aplicaciones. iCal y Google lo soportan desde hace tiempo (iCal desde su versión 3.0) y ya hablamos en este blog de cómo configurarlo.

Ahora, la versión 3.0 del sistema operativo del iPhone también soporta calDAV, por lo que finalmente se ‘cierra’ el círculo…

Antes de explicar cómo se configura, veamos cómo es de forma conceptual, para que todo quede más claro.

Lo que vamos a hacer es crear un calendario en Google Calendar, que usaremos como nexo de unión entre el iPhone e iCal. Esto además es muy útil por si algún día estamos sin batería en nuestro iPhone y no tenemos el Mac a mano, ya que podremos consultar nuestro calendario desde cualquier ordenador con conexión a internet.

Por supuesto, si eres usuario de PC y Windows, sólo podrás hacer la parte correspondiente a Google Calendar y al iPhone, lo cual ya de por si es muy interesante. Por desgracia creo que Outlook no soporta calDAV.

Así, cada vez que introduzcamos un evento nuevo en Google Calendar (Gcal a partir de ahora) estará disponible automáticamente cuando abrimos el calendario del iPhone o iCal en el Mac (si tienen conexión a internet, claro está). De la misma forma, si apuntamos algo en el calendario del iPhone (o en iCal)  usando la cuenta de Google, esta información se quedará en el iPhone y además, se actualizará en Google Calendar.

Vamos a ver cómo se hace. Puede que parezca un poco complicado o lioso, pero si sigues todos los pasos, al final funcionará.

Google Calendar

Primero, damos por supuesto que tienes una cuenta de Gmail (quién no la tiene a estas alturas??) y por tanto, también tienes un calendario, aunque puede que no lo hayas usado nunca.

Aquí no hay que hacer nada. Basta con recordar que la dirección del calendario que vas a compartir será: https://www.google.com/calendar/dav/USUARIO@gmail.com/user (por supuesto, USUARIO@gmail.com debe ser sustituido por tu cuenta de Google.

Configurar iCal

Ahora toca configurar iCal para que se sincronice con GCal. Abrimos iCal y seleccionamos la opción de menú iCal/Preferencias… y luego Cuentas. Nos aparecerá esta pantalla:

ical

Pulsa en el botón + que aparece abajo a la izquierda. Aparecerá una nueva ventana en la que debemos introducir estos datos:

ical2

Descripción: Puedes poner lo que quieras para identificar la cuenta.

Nombre usuario: Tu cuenta de Gmail

Contraseña: Tu contraseña para acceder a Gmail

URL de la cuenta: https://www.google.com/calendar/dav/USUARIO@gmail.com/user (no olvides cambiar USUARIO por tu cuenta de Gmail)

Pulsa en Añadir y verás que a los pocos segundos (quizá la primera vez tarde un poco más) te aparece un nuevo calendario en la parte izquierda de tu iCal. Ese es el calendario de Google.

SI quieres haz la prueba. Pon un evento en Gcal y verás como al poco tiempo aparece en iCal. Por defecto, iCal se conecta cada 15 minutos a Gcal para comprobar si hay eventos nuevos, pero eso se puede cambiar en las preferencias de la cuenta que acabamos de crear.

También puedes crear un evento nuevo en iCal y verás como aparece en Gcal al momento.

Configurando el iPhone

Si tu iPhone está actualizado a la versión 3.0, sólo tienes que ir a Ajustes/Mail, contactos, calendarios verás que bajo el apartado Cuentas, tienes la opción Añadir cuenta…

Aparecerá una pantalla con varios tipos de cuentas:

IMG_0297

Pulsa en Otros y te aparecerá la siguiente pantalla:

IMG_0298

Pulsa en Añadir cuenta calDAV:

IMG_0299

y rellena los campos:

Servidor: http://www.google.com

Nombre de usuario: USUARIO@gmail.com (sustituye USUARIO por tu cuenta de Gmail)

Password: tu password para acceder a Gmail

Descripción: lo que quieras para identificar el calendario, p.ej: Google

luego pulsas en Siguiente y ya está!!! Tu calendario de Google ya estará sincronizado con tu iPhone (siempre que tengas conectividad, claro)

A partir de ese momento y al igual que ocurría con iCal, podrás introducir evento en el Calendario de Google y que estos aparezcan en el del iPhone automáticamente y viceversa.

Si lo haces desde el iPhone, no olvides indicar al Añadir evento, que lo ponga en el calendario de Google. Si te es más cómodo, puedes definir el calendario por defecto en Ajustes / Mail, contactos, calendarios / calendario por omisión y seleccionando el Calendario CalDAV.

A partir de este momento ya no tendremos excusas para decir que se nos ha olvidado una reunión 😉

Actualiza y libera tu iPhone 2G al firmware 3.0 con Redsn0w

11 julio, 2009 63 comentarios

ACTUALIZACION (4 agosto 2009): Aunque Apple ha lanzado la versión 3.0.1 del sistema operativo del iPhone, el tutorial es perfectamente válido ya que se usa la versión 3.0 y no la nueva. En breve espero probar con la 3.0.1 y ver si el proceso de liberación es válido. Mientras tanto, podéis seguir usando estas instrucciones.

——

Ya hace unas cuantas semanas que ha salido el firmware 3.0 para el iPhone, pero no había tenido tiempo para actualizar mi viejo iPhone 2G a la nueva versión del sistema y menos aún de escribir un tutorial.

Esta vez, quería probar con Redsn0w, la herramienta del iPhone Dev-Team para hacer jailbreakear y liberar los distintos modelos de iPhone y iPod touch.

En mi caso, tengo un iPhone originales, también llamado 2G o de primera generación.

Como en los tutoriales anteriores, hay que descargarse una serie de ficheros antes de empezar. Los puedes guardar en cualquier directorio, pero es más fácil si los descargas al Escritorio.

Como es un iPhone 2G también hay que descargar los bootloaders:

Ahora ya podemos empezar:

Lo primero es ejecutar iTunes y conectar nuestro iPhone al ordenador. No estaría mal que sincronizaras e hicieras una copia de seguridad de los datos del teléfono porque en el proceso de actualización, se borrarán todos los datos del teléfono.

Al conectar el iPhone, verás que te aparece la siguiente pantalla:

firm3-1Mantén pulsada la tecla Alt mientras pulsas en el botón Restaurar (Shift + Restaurar si usas Windows). Te saldrá una ventana donde tendrás que elegir el firmware que descargamos al principio (iPhone1,1_3.0_7A341_Restore.ipsw)

firm3-2

Te aparecerán varias ventanas en iTunes indicando las operaciones que está realizando (preparando, restaurando, verificando) y tu iPhone se apagará y encenderá, mostrando el logo de Apple y una barra de progreso que indica que el nuevo firmware se está copiando.

Esta operación lleva unos 4 ó 5 minutos y acabará con un mensaje diciendo que se va a resetear el iPhone. No hagas nada y deja que se apague y se vuelva a encender. Déjalo conectado al ordenador.

Al encenderse, lo más probable es que tu iPhone y iTunes te digan que la tarjeta SIM no es compatible:

firm3-3

No te preocupes y continúa.

Ejecutamos Redsn0w y nos aparecerá esta pantalla:

red1

Pulsa en Browser y selecciona otra vez el firmware que descargaste al principio (iPhone1,1_3.0_7A341_Restore.ipsw). Luego, pulsa el botón Next. Aparecerá la siguiente pantalla:

red2

Marca Unlock para que Redsn0w libere tu iPhone (permita ser usado con cualquier operadora). Si además quieres instalar los repositorios de software de Cydia o Icy, no tienes más que marcar la opción correspondiente (o ambas).

Pulsa en Next y aparecerá la siguiente pantalla:

red3

Pulsa en Browser y selecciona los dos bootloaders que descargamos al principio (3.9 y 4.6). Asegúrate que pones cada uno en la versión que corresponde. Pulsa Next.

red4

Esta parte es muy importante, ya que es el primer paso para poner el iPhone en Modo DFU, necesario para poder seguir el resto del proceso. Si has seguido las instrucciones paso a paso, deberías tener tu iPhone conectado al ordenador y encendido. Así que debes apagarlo pulsando el botón de apagado, sin desconectarlo del ordenador.

No pulses Next todavía y lee lo que sigue con calma. En la siguiente pantalla, RedSnow te dará una serie de instrucciones para entrar en modo DFU. Si te pilla despistado, no te dará tiempo a hacerlo y tendrás que repetirlo otra vez.

Una vez que pulses Next en la pantalla anterior, Redsn0w te pedirá:

  • pulsar el botón de encendido durante 2 segundo
  • pasados esos 2 segundos, y sin soltar el botón de encendido, debes pulsar el botón Home del iPhone durante 10 segundos más.
  • transcurrido ese tiempo, debes soltar el botón de encendido, pero no el de home, que debes mantener pulsado por otros 30 segundos.

Si has hecho todo bien, el iphone se apagará y Redsn0w seguirá con el proceso. Verás que sale un dibujo de un disco duro en tu iPhone, luego una piña haciendo footing… Por suerte, todo el proceso de jailbreak y liberación está muy automatizado, así que sólo tienes que esperar a que te muestre la siguiente pantalla:

red5

Esto te indicará que el proceso en tu ordenador ha terminado. Verás que el iPhone sigue haciendo cosas solo, así que debes esperar hasta que se apague por última vez, se vuelva a encender y te pida tu PIN.

Conecta tu iPhone a iTunes y sincroniza para instalar todas las aplicaciones, ajustes y datos que tenías anteriormente.

A partir de ese momento, tendrás tu viejo iPhone con la versión de firmware más actual. Por desgracia y como podéis ver en la siguiente tabla que he encontrado en EstudioiPhone.com, aunque tengamos la versión 3.0, muchas de las novedades no funcionan con el iPhone 2G. Una pena 😦

20090622-d199jex2riufe4qiic4quhmipy