Los problemas de Apple con la multitarea en iOS

Es algo extraño en Apple, pero no parecen dar con la tecla correcta a la hora de diseñar una gestión correcta de la multitarea en sus iPhone y iPad. Mientras que otras funcionalidad de iOS han estado claras desde el principio y se han mantenido estables y casi sin cambios (solo mejoras) desde el principio, parece que Apple sigue experimentando, sin demasiado éxito, cómo gestionar la multitarea en unos dispositivos que desde el inicio no están pensados para gestionar ventanas propias de un sistema operativo de escritorio.

La última propuesta de Apple con iOS 11 no me acaba de convencer. Es verdad que aún estamos en las primeras betas, pero tras usar el iPad y su nuevo centro de control durante un par de semanas, encuentro muchos fallos y un manejo poco intuitivo. Lo analizaremos más adelante. Antes veamos cómo hemos llegado hasta aquí.

Si recordáis, las primeras versiones de iOS no eran muy sofisticadas a la hora de cambiar /cerrar las diferentes apps. Había que pulsar 2 veces el botón de Home y nos aparecían las aplicaciones “abiertas”. Podíamos pulsar una de ellas y se nos abría. Para “cerrarlas” manteníamos el dedo en una de ellas y aparecía un símbolo de prohibido para ir cerrando las que no queríamos.

app-switcher

Un poco tosco, pero estábamos ante las primeras versiones de iOS y una multitarea un tanto primitiva. No vamos a entrar a discutir si la multitarea era real o si las aplicación consumían recursos cuando estaban en segundo plano.

Tuvimos que esperar hasta iOS7 que nos trajo una nueva forma de ver las apps abiertas, en la que cada aplicación se mostraba en una miniatura y podíamos movernos entre ellas desplazándonos con los dedos y cerrarlas “lanzando” la ventana hacia arriba.

image3

Aunque no era perfecto, parecía que Apple había encontrado el camino porque las siguientes versiones de iOS cambiaron poco, hasta la llegada de iOS 9 que enseñó algunos nuevos conceptos como Split View, que perfeccionó con la llegada de iOS10, o como Picture in Picture que nos dejaba ver una ventana flotante de vídeo mientras seguíamos trabajando con otras apps en el iPad.

El descenso constante en las ventas de iPad parece que ha obligado a Apple a posicionar la tableta más cerca de los ordenadores que de un dispositivo de entretenimiento. ¿Quién va a gastarse 800-1.000€ para navegar por internet, leer algún mail y ver series y películas? Para eso se quedará el modelo de iPad de siempre, cuyo precio está por debajo de los 400€ y no necesita de una gran sofisticación tecnológica.

Pero Apple es una empresa a la que le gusta innovar y demostrar que es capaz de hacer cosas que nadie había hecho: más delgado, más potente, más colores, más refresco de pantalla… Todas esas evoluciones tienen que ir al usuario que las demanda (y paga a precio alto), así que los modelos Pro se tienen que acercar más al usuario profesional que puede llegar a plantearse comprar un iPad Pro con su teclado y lápiz por el mismo precio de un MacBook Pro. Más ligero, más fácil de usar, sin virus… pero claro, un profesional necesita meter datos en Excel que está leyendo en un mail, o consultar una web para terminar de escribir un texto en Word. De ahí surge Split View, que nos permite tener en pantalla 2 apps ejecutándose simultáneamente! Verdadera multitarea por fin!

splitview

Eso sí, el sistema para cambiar la app que se ejecuta a la derecha de la pantalla ha sido una de las mayores chapuzas que ha hecho Apple en iOS. Se tardaba tanto en encontrar la app que querías usar que la mayoría de las veces era mejor ir a la Home y ejecutarla a pantalla completa.

how_to_split_view_on_ipad_-_app_selection_thumb

Y llegamos a iOS11, que como la propia Apple indica es “un gran paso para el iPhone. Un salto enorme para el iPad“. Aunque aún está en beta, ya se ve claramente la apuesta de Apple por un iPad más cercano al concepto de ordenador.

iPad-iOS-11

Por ejemplo, vemos que hay un dock muy parecido al de macOS y que por primera vez iOS nos permite trabajar con 2 aplicaciones al mismo tiempo, siendo iba de ellas una ventana flotante (Slide Over), tal y como estamos acostumbrados a hacerlo en un ordenador.

slideover

Lo cierto es que durante las 2 o 3 semanas que he probado iOS11, la ventana flotante ha sido más un incordio que otra cosa. Está bien en un ordenador donde sueles tener más espacio para acomodar diferentes ventanas, pero a pesar de poder moverla, es un poco molesta en un iPad de 9,7″ porque siempre está encima de otro contenido que te interesa tener a la vista. Y claro, solo sirve si la app que quieres ejecutar en una ventana flotante está entre las que tienes ancladas a tu dock (que son bastantes) o es de las últimas 3 que has usado y aparece a la derecha del dock. Si la app no está en el dock, no la puedes poner como flotante.

Otra cosa que no acabo de entender (y espero que solo sea por estar en beta) es que para tener 2 apps en pantalla con Split View, previamente hay que abrirla con Slide Over (?). Es decir, abro la primera app. Accedo al dock. Arrastro la segunda app que quiero ejecutar. La suelto. La vuelvo a seleccionar y me la llevo al lateral izquierdo. Ajusto el tamaño que cada una ocupa en pantalla. Demasiados pasos.

Por suerte iOS11 añade el nuevo AppSpaces, donde te muestra las apps que tienes abiertas, mostrando incluso las app que están usando simultáneamente con Split View.

App-Spaces-in-iOS-11-on-iPad-600x450

Personalmente tampoco me acaba de convencer AppSpaces porque me cuesta bastante identificar qué apps me muestra. Si una es Notas y la otra Safari no hay problema porque  una tiene fondo amarillo y es rápido identificarlas. Pero a veces tengo abierto Mail, Outlook y WordPress y la identificación no es tan obvia a primera vista porque las 3 tienen fondo blanco, toques azules y una estructura similar.

Pero es fácil acostumbrarse a este nuevo centro de control. Me parece una de las mejores soluciones para gestionar las apps abiertas en nuestro iPad. Quizás, los más viejos del lugar, que estamos acostumbrados a cerrar las apps porque creemos que consumen recursos y batería, debamos acostumbrarnos a dejarlas abiertas, a crearnos las combinaciones de apps que más usamos y dejarlas ahí. Yo aún no lo he conseguido 🙂

Ya hemos visto cómo ha ido evolucionando la multitarea de iOS a lo largo del tiempo y que Apple sigue experimentando buscando la mejor solución. Aún quedan unos meses hasta que iOS11 esté terminado y seguro que hay muchos cambios. Y seguro que las sucesivas versiones de iOS van siendo cada vez más diferentes en sus versiones para iPad y iPhone.

¿Quizás veamos algún día un iPadOS?

 

Nanotruco: Tu iPad también tiene trackpad

Una de las cosas que más rabia me da con el iPad es intentar seleccionar un texto para cortar o copiar. A veces el texto está en una zona de la pantalla “incómoda” y por mucho que aparezca la lupa, no consigo poner el cursor en el lugar preciso.

Pues hay una manera que a mi me parece más sencilla y que poca gente sabe.

Si cuando estás escribiendo un texto pulsas con 2 dedos en el teclado, verás que desaparecen todas las teclas. Si mueves ambos dedos por la pantalla del iPad podrás comprobar que se ha convertido en un trackpad gigante y el cursor se desplaza por todo el texto acompañando al moviendo de tus dedos. Ahora te será más fácil ubicarlo en la posición correcta.

13223-7820-image_large_2x-l

BONUS: Si dejas el cursor parado en un punto y mantienes los 2 dedos en el trackpad sin moverlos durante 1 segundo, verás que el cursor pasa al modo selección (salen unos círculos arriba y abajo del cursor). Ahora, al mover los dedos seleccionarás el texto.

Requiere un poco de práctica al principio, pero una vez que te acostumbras, resulta muy cómodo y práctico.