Los problemas de Apple con la multitarea en iOS

Es algo extraño en Apple, pero no parecen dar con la tecla correcta a la hora de diseñar una gestión correcta de la multitarea en sus iPhone y iPad. Mientras que otras funcionalidad de iOS han estado claras desde el principio y se han mantenido estables y casi sin cambios (solo mejoras) desde el principio, parece que Apple sigue experimentando, sin demasiado éxito, cómo gestionar la multitarea en unos dispositivos que desde el inicio no están pensados para gestionar ventanas propias de un sistema operativo de escritorio.

La última propuesta de Apple con iOS 11 no me acaba de convencer. Es verdad que aún estamos en las primeras betas, pero tras usar el iPad y su nuevo centro de control durante un par de semanas, encuentro muchos fallos y un manejo poco intuitivo. Lo analizaremos más adelante. Antes veamos cómo hemos llegado hasta aquí.

Si recordáis, las primeras versiones de iOS no eran muy sofisticadas a la hora de cambiar /cerrar las diferentes apps. Había que pulsar 2 veces el botón de Home y nos aparecían las aplicaciones “abiertas”. Podíamos pulsar una de ellas y se nos abría. Para “cerrarlas” manteníamos el dedo en una de ellas y aparecía un símbolo de prohibido para ir cerrando las que no queríamos.

app-switcher

Un poco tosco, pero estábamos ante las primeras versiones de iOS y una multitarea un tanto primitiva. No vamos a entrar a discutir si la multitarea era real o si las aplicación consumían recursos cuando estaban en segundo plano.

Tuvimos que esperar hasta iOS7 que nos trajo una nueva forma de ver las apps abiertas, en la que cada aplicación se mostraba en una miniatura y podíamos movernos entre ellas desplazándonos con los dedos y cerrarlas “lanzando” la ventana hacia arriba.

image3

Aunque no era perfecto, parecía que Apple había encontrado el camino porque las siguientes versiones de iOS cambiaron poco, hasta la llegada de iOS 9 que enseñó algunos nuevos conceptos como Split View, que perfeccionó con la llegada de iOS10, o como Picture in Picture que nos dejaba ver una ventana flotante de vídeo mientras seguíamos trabajando con otras apps en el iPad.

El descenso constante en las ventas de iPad parece que ha obligado a Apple a posicionar la tableta más cerca de los ordenadores que de un dispositivo de entretenimiento. ¿Quién va a gastarse 800-1.000€ para navegar por internet, leer algún mail y ver series y películas? Para eso se quedará el modelo de iPad de siempre, cuyo precio está por debajo de los 400€ y no necesita de una gran sofisticación tecnológica.

Pero Apple es una empresa a la que le gusta innovar y demostrar que es capaz de hacer cosas que nadie había hecho: más delgado, más potente, más colores, más refresco de pantalla… Todas esas evoluciones tienen que ir al usuario que las demanda (y paga a precio alto), así que los modelos Pro se tienen que acercar más al usuario profesional que puede llegar a plantearse comprar un iPad Pro con su teclado y lápiz por el mismo precio de un MacBook Pro. Más ligero, más fácil de usar, sin virus… pero claro, un profesional necesita meter datos en Excel que está leyendo en un mail, o consultar una web para terminar de escribir un texto en Word. De ahí surge Split View, que nos permite tener en pantalla 2 apps ejecutándose simultáneamente! Verdadera multitarea por fin!

splitview

Eso sí, el sistema para cambiar la app que se ejecuta a la derecha de la pantalla ha sido una de las mayores chapuzas que ha hecho Apple en iOS. Se tardaba tanto en encontrar la app que querías usar que la mayoría de las veces era mejor ir a la Home y ejecutarla a pantalla completa.

how_to_split_view_on_ipad_-_app_selection_thumb

Y llegamos a iOS11, que como la propia Apple indica es “un gran paso para el iPhone. Un salto enorme para el iPad“. Aunque aún está en beta, ya se ve claramente la apuesta de Apple por un iPad más cercano al concepto de ordenador.

iPad-iOS-11

Por ejemplo, vemos que hay un dock muy parecido al de macOS y que por primera vez iOS nos permite trabajar con 2 aplicaciones al mismo tiempo, siendo iba de ellas una ventana flotante (Slide Over), tal y como estamos acostumbrados a hacerlo en un ordenador.

slideover

Lo cierto es que durante las 2 o 3 semanas que he probado iOS11, la ventana flotante ha sido más un incordio que otra cosa. Está bien en un ordenador donde sueles tener más espacio para acomodar diferentes ventanas, pero a pesar de poder moverla, es un poco molesta en un iPad de 9,7″ porque siempre está encima de otro contenido que te interesa tener a la vista. Y claro, solo sirve si la app que quieres ejecutar en una ventana flotante está entre las que tienes ancladas a tu dock (que son bastantes) o es de las últimas 3 que has usado y aparece a la derecha del dock. Si la app no está en el dock, no la puedes poner como flotante.

Otra cosa que no acabo de entender (y espero que solo sea por estar en beta) es que para tener 2 apps en pantalla con Split View, previamente hay que abrirla con Slide Over (?). Es decir, abro la primera app. Accedo al dock. Arrastro la segunda app que quiero ejecutar. La suelto. La vuelvo a seleccionar y me la llevo al lateral izquierdo. Ajusto el tamaño que cada una ocupa en pantalla. Demasiados pasos.

Por suerte iOS11 añade el nuevo AppSpaces, donde te muestra las apps que tienes abiertas, mostrando incluso las app que están usando simultáneamente con Split View.

App-Spaces-in-iOS-11-on-iPad-600x450

Personalmente tampoco me acaba de convencer AppSpaces porque me cuesta bastante identificar qué apps me muestra. Si una es Notas y la otra Safari no hay problema porque  una tiene fondo amarillo y es rápido identificarlas. Pero a veces tengo abierto Mail, Outlook y WordPress y la identificación no es tan obvia a primera vista porque las 3 tienen fondo blanco, toques azules y una estructura similar.

Pero es fácil acostumbrarse a este nuevo centro de control. Me parece una de las mejores soluciones para gestionar las apps abiertas en nuestro iPad. Quizás, los más viejos del lugar, que estamos acostumbrados a cerrar las apps porque creemos que consumen recursos y batería, debamos acostumbrarnos a dejarlas abiertas, a crearnos las combinaciones de apps que más usamos y dejarlas ahí. Yo aún no lo he conseguido 🙂

Ya hemos visto cómo ha ido evolucionando la multitarea de iOS a lo largo del tiempo y que Apple sigue experimentando buscando la mejor solución. Aún quedan unos meses hasta que iOS11 esté terminado y seguro que hay muchos cambios. Y seguro que las sucesivas versiones de iOS van siendo cada vez más diferentes en sus versiones para iPad y iPhone.

¿Quizás veamos algún día un iPadOS?

 

¿Netbook? Si, pero más adelante…

Aprovechando estos días en los que es típico pasar muchas horas de compras, tengo que reconocer que cada vez que podía me acercaba a la sección de informática de algunas de las tiendas más conocidas de Madrid. Y lo hacía para ver y tocar los netbooks, esos pequeños ordenadores que han creado una categoría que hace un año no existía.

Para los que no lo sepáis, los netbooks nacieron en septiembre de 2007 con el lanzamiento del Asus Eee 700. Por aquel entonces, eran ultraportátiles con pantalla de 7″, Linux como sistema operativo, 256 MB de RAM, un disco duro de 2 GB y un precio ridículo, que rondaba los 200-400 € dependiendo de la configuración.

asus-eee

 

Inicialmente, su uso iba destinado a aquellas personas que buscaban un ordenador ligero, pequeño y barato con la potencia suficiente como para llevar a cabo las tareas más simples y habituales: navegar por internet, escribir correos y como mucho escribir algún texto. En definitiva (y de ahí su nombre: netbook) pensados para usarse principalmente con los cientos de servicios que hay basados en internet. Para qué instalarse Office en el ordenador si tenemos Google Docs? 

Tras el éxito del Eee, la gran mayoría de fabricantes se pusieron manos a la obra y sacaron sus propios netbooks. Pero cuando hay competencia todos se esfuerzan en que el suyo sea el mejor y han ido evolucionando para convertirse en los “hermanos pequeños” de los portátiles de toda la vida, incorporando la gran mayoría de ellos una pantalla de 9 ó 10″, discos duros de 60-160GB, 1 GB de RAM y Windows XP. Vamos, portátiles pequeños y baratos. Nada más.

hp-2133-mini-note-pc-portada

Pero definitivamente, son muy atrayentes y aunque no lo necesito, me planteo comprarme uno. Tiene que ser muy cómodo para navegar por internet tumbado en el sofá (aunque ahora lo hago con el iPhone), pesa poco y eso se agradece cuando lo pones en la mochila con el equipo fotográfico y tiene que caber perfecto en la bandeja del avión cuando viajas. Vamos, que lo que más valoro es el tamaño y el poco peso (y el bajo precio) 🙂

Además, para los que somos fanáticos de OS X, existen formas de instalar el sistema operativo de nuestras Mac en algunos de estos netbooks y por lo que he leído y visto, van bastante bien. Por si te interesa, hay varios sitios donde se publica la lista de netbooks compatibles con esta instalación no oficial de Leopard.

msi-wind-1

Todo esto está muy bien y es lo que me lleva a mirarlos una y otra vez cuando voy a unos grandes almacenes, pero hay un par de razones que me impiden comprarme uno.

La primera, que por desgracia, mis 2 fabricantes favoritos: Apple y Sony aún no han movido ficha y no se han subido al carro de la nueva categoría. Sony ha anunciado un modelo, que podría ser un netbook, para principios de enero. Apple dijo hace un par de meses que no era una categoría de productos madura, que aún tenía que evolucionar y que tenían algunas ideas al respecto. Pero nada más. No sé si eso significa que van a sacar uno pronto o nunca… quién sabe…

Y la segunda razón es que estoy de acuerdo en lo que dijo Jobs. Sólo ha pasado un año y ya tenemos netbooks con un bonito diseño (como el HP o el Toshiba), pero la mayoría siguen pareciendo de juguete. Las pantallas irán mejorando (ya hay algunos con LED) y probablemente la capacidad de las baterías aumentarán.

Además y como ya he dicho, tendrán que hacer algo para no quedarse simplemente como portátiles pequeños y baratos… algo que los diferencie y los haga aún más atractivos y no sólo un capricho

Esperemos pues a ver qué hacen Sony y Apple…

 

Mi opinión sobre los nuevos MacBook de Apple

 

Desde que el día 14 de octubre Apple presentara sus nuevos modelos de portátiles, hemos visto multitud de blogs en los que se trataba la noticia y generaban grandes discusiones. Quizá debido a los rumores previos a la Keynote, en los que se hablaba de un portátil de bajo precio (sobre $800), uno de los puntos más conflictivos y que más opiniones ha generado, es el coste de los nuevos MacBook y de la política de precios en general de Apple.

Mi opinión es que en general los MacBook son caros. Esto no admite duda. Pero son caros porque son buenos, muy buenos e incorporan las últimas novedades tecnológicas que los hacen estar lejos de sus competidores. Para comprobarlo, este fin de semana he recorrido varias tiendas de Madrid a ver si podía manejarlos en persona y ver su estética real, no en las fotos de estudio que vemos en la web de Apple.

Por suerte, en El Corte Inglés de Callao tenían tanto el MacBook, como el MacBook Pro y pude juguetear con ellos unos minutos. La sensación de velocidad es muy similar a la de mi MacBook que tiene 2 añitos y un Core Duo… puede que iTunes tarde 2 segundos en cargarse en lugar de 3 segundos, pero también hay que pensar que estaban nuevecitos y con Leopard recién instalado, que siempre ayuda a que todo funcione más rápido.

El resto de cosas, las que la mayoría solemos hacer todos los dias, como navegar por internet, ver fotos, hacer una presentación con Keynote… qué queréis que os diga?? Se nota que va más suelto en algunas tareas, pero no hay una gran diferencia.

En lo que hay una gran diferencia es en la pantalla. Tenían un MacBook nuevo al lado de un MacBook Pro de los antiguos y la diferencia de brillo y calidad de la pantalla es espectacular!!! 

El trackpad también me gustó: es mucho más grande y no lleva botón. Pero la verdad es que yo hace mucho que no uso el botón del trackpad y en su lugar utilizo los gestos que ya nos permitía usar desde hace tiempo, como pulsar en cualquier lugar para simular el click del ratón o golpear con 2 dedos para que aparezca el menús secundario… el resto de gestos, no sé… están bien y aumentan las posibilidades del trackpad en contra del ratón.

Y la estética? Pues en el caso del MacBook no me ha sorprendido. Está bien, pero esperaba algo más. Sin embargo, sí que me ha gustado y mucho la estética del nuevo MacBook Pro. Por desgracia ambos modelos estaban pegados a la mesa, así que no pude comprobar ni el peso, ni la sensación de rigidez de los nuevos chasis de aluminio fabricados con la tecnología UniBody.

Dicho esto (y lo dice un fanático de Apple) me encantaría comprarme el MacBook Pro, pero 1.749€ es mucho dinero sólo por ganar un poco de velocidad, mejor pantalla y una tarjeta gráfica a la que seguro que no saco todo el provecho (no tengo juegos para Mac), así que creo que mi MacBook negrito seguirá bastante tiempo conmigo.

Sé que muchos estaréis deseando comprar los nuevos modelos, pero salvo que tengas el dinero por castigo y te guste estar a la última, mi recomendación es que sigáis con vuestros portátiles durante un tiempo. Seguro que van muy bien y cuando el año que viene Apple saque Snow Leopard incluso funcionarán mejor. Y es que la gran ventaja de Apple es precisamente esa: su sistema operativo que, al revés que en los PCs con Windows, hace que con cada versión, el rendimiento del mismo ordenador mejore en lugar de pedir cada vez más RAM o más disco duro.

Pero también es una desventaja, ya que obliga a los switchers a gastarse una pasta en comprarse un ordenador Apple. Que es cierto que son muy buenos, pero ponen el listón muy alto para los que quieren acercarse por primera vez al OSX. 

En mi caso, tengo un par de amigos que quieren pasarse a Mac y comprarse un portátil. Mi consejo ha sido que aprovechen el mercado de segunda mano que hay ahora de todos aquellos que venden sus MacBook para comprar los nuevos. Ahora es fácil encontrar portátiles (seguro que en muy buen estado) con menos de un año, Core2Duo, 2 GB RAM y un disco duro más que suficiente por 600-800€

Sé que los Apple son como los Ferrari. El que quiere uno sabe que paga la exclusividad y la marca, pero yo estoy tan encantado con ellos que me gustaría que todos pudieran acceder a un Mac a un precio asequible ya que con esto de la crisis, no estamos para tirar cohetes, no?

Y tú qué has hecho? Te compras el nuevo, sigues con el mismo… o sigues sufriendo con Windows? 🙂

Sigo con mi iPhone en la 1.1.3… y tú?

Si recordáis, hace tiempo que escribí que seguía con el firmware 1.1.3 en mi iPhone, pese a que había actualizado y liberado el de algún amigo con la 1.1.4. Por supuesto, soy consciente que Apple ya sacó la versión 2.0 del firmware (alguien no se ha enterado?)… pero yo sigo con la 1.1.3.

Mis motivos son claros. Por ahora mi iPhone funciona perfectamente como está y las novedades de la 2.0 tampoco son tantas como para arriesgarme a perder toda la información que tengo.

Quizá las únicas 2 cosas que me llaman la atención de la 2.0 es la AppStore y la sincronización con MobileMe. La primera por ahora la voy supliendo con las aplicaciones de Installer, pero sé que más pronto o más temprano, la mayoría de desarrolladores centrarán sus esfuerzos en la AppStore y salvo algunos que quieran hacer programas que se salten las muchas restricciones que pone Apple a las aplicaciones oficiales, las mejores utilidades estarán en la AppStore.

Respecto a la segunda… pues aún estoy esperando que los múltiples problemas que está teniendo MobileMe se solucionen para darme de alta y probarlo tanto en el Mac, como en el iPhone o su acceso por web.

Así que por éste lado, no me importa esperar un poco más.

Además, creo que Apple no lo está haciendo bien con el nuevo iPhone 3G. Demasiadas prisas y falta de control de calidad y pruebas (quizá por su manía de mantener el secretismo de sus nuevos productos), lo que provoca que ya hayan sacado 2 actualizaciones del firmware 2.0 en 40 días y se rumorea que la 2.1 saldrá en septiembre. No quiero versiones beta en mi iPhone :-), así que esperaré hasta que saquen una más estable.

Esta sensación de provisionalidad también afecta a los desarrolladores de utilidades para liberar y desbloquear el iPhone. A pesar que el Dev Team no deja de sacar versiones de Pwnage cada vez que Apple actualiza el firmware me sigue dando miedo utilizarlas hasta que estén más maduras y probadas por más usuarios. Y por cierto.. de Zibri y su Ziphone seguimos sin saber nada desde la 1.1.4…

Total, que sigo con la 1.1.3 que me funciona perfectamente. Seguro que me estoy perdiendo algunas cosas, pero me da miedo perderlo todo por el camino y tener que volver a sacar mi blackberry pearl del armario… Aún recuerdo las horas que me pasé hasta conseguir liberar mi iPhone en la 1.0.2… 

Definitivamente… me quedo (por ahora) en la 1.1.3

Zattoo se convierte en servicio de pago en España

Acabo de recibir el mail que véis arriba, informando que a partir de hoy, si quieres seguir disfrutando de Zattoo en España (no sé en el resto de países) hay que pagar. Realmente 2.40 € por ver la tele en el ordenador hasta finales de septiembre no es mucho, pero me niego a pagar por ver algo que, como la tele, es gratis. Basta con que vaya a la habitación de al lado y vea la mayoría de canales de Zattoo gratis y en una tele de 40″.

Mientras era gratis estaba bien para ver alguna cosilla en la tele mientras trabajabas o esperabas a que empezara tu programa favorito, pero tener que pagar por eso… me niego. 

Conste que entiendo a la gente de Zattoo. Sé lo que cuesta el ancho de banda, los servidores y supongo que tendrán que pagar algo a las televisiones (aunque no lo entiendo), pero eso no quita para que haya desinstalado Zattoo de mi Mac. 

Una pena…

Cosas que no entiendo de la AppStore y sus desarrolladores

Ayer andaba trasteando con las aplicaciones de mi iPhone 2G (con la 1.1.4) y descubrí que me había caducado una de mis aplicaciones favoritas: Sketches. Así que procedí a actualizarlo directamente desde Installer y a los pocos segundos ya estaba funcionando nuevamente. Hasta aquí todo normal.

Pero como soy un poco curioso, decidí buscar la web de Sketches por si había alguna novedad y entré en su web: http://sketchesapp.com/ y cual no sería mi sorpresa cuando descubro que te puedes descargar la aplicación desde la AppStore del iPhone, pero por $4.99!! mientras que si lo haces por Installer es gratis (?).

Es cierto que la aplicación que venden por la AppStore incluye un par de mejoras (como poder almacenar varios dibujos), pero lo básico es igual en ambas.

Entonces me asaltan varias preguntas: Cómo es que usando un método “ilegal”, el mismo desarrollador nos da (casi) la misma herramienta gratis o cobrando 5 dólares? Será que como por Installer no hay forma de cobrar prefieren ofrecerla gratis y por la AppStore se aprovechan de los usuarios y te cobran 5 dólares?

Al final… cuánto vale Sketches?? gratis o 5 dólares?

Lo más vendido en la Apple Store española

 

 

Curioseando por la web de Apple España, me ha dado por entrar en la tienda y me he quedado un tanto sorprendido por la lista de “Los más vendidos” que publican.

Quiero suponer que la lista es real, pero me sorprende mucho que lo más vendido sea el Time Capsule. Es que de repente nos ha entrado a todos la fiebre de hacer copias de seguridad :-). Lo dudo mucho…

También me extraña ver Office 2008 en el 3º lugar, sabiendo lo proclives que somos los españoles a usar la “mula”… aunque puede que la mayoría de las ventas vengan de empresas o del producto de educación que es más asequible.

Pero lo que no me acabo de creer son los puestos 14 y 15… Quicktime Pro y el Apple Cinema de 23″!! 

Es cierto que el monitor de Apple es de muy buena calidad, pero ya es muy obsoleto y la verdad es que pagar 899 € por un monitor de 23”!!

Y lo de Quicktime Pro… sinceramente, no conozco a nadie que se lo haya comprado nunca, pero también es cierto que no conozco mucho maqueros…

En fin, vosotros qué opináis?