Ejecuta Windows en tu Mac con VirtualBox

Ya hemos visto en otros artículos cómo instalar Windows en tu Mac con Boot Camp, lo que nos permite tener ambos sistemas operativos en nuestro ordenador y usar uno u otro en función de nuestras necesidades.

Boot Camp tiene sus ventajas e inconvenientes, pero el problema más obvio es que debes arrancar el ordenador en Windows o en Mac OS X, no pudiendo utilizar ambos al mismo tiempo.

Sin embargo, hay software con el que si se puede ejecutar ambos sistemas operativos al mismo tiempo. Quizá los más conocidos sean Parallels y VMWare, aunque ambos son comerciales. Este software se encarga de crear un entorno (también llamado Máquina Virtual) que simula un ordenador con determinadas características en el que se puede ejecutar otros sistemas operativos al mismo tiempo que OSX.

También hay una alternativa gratuita: VirtualBox, que no tiene mucho que envidiar a sus hermanos comerciales y nos permite ejecutar Windows y otros sistemas operativos (como Android o Linux) en tu Mac. VirtualBox es de Sun, muy conocida por las potentes estaciones de trabajo en Solaris y por ser los creadores de Java u OpenOffice, entre otros.

Vamos a ver qué tenemos que hacer para instalarlo y configurarlo.

En primer lugar, nos descargamos la última versión de VirtualBox. Veréis que hay varias versiones en función de si lo vamos a ejecutar en Windows, Mac o Linux. Elegid la versión para Mac OSX (VirtualBox 3.0.6 for OS X hosts Intel Macs).

Una vez descargado el fichero .dmg, lo ejecutamos y nos aparecerá la siguiente pantalla:

vb1

Pulsamos en el icono VirtualBox.mpkg y empezará la instalación:

vb2

Después de los pasos previos, llegaremos a la pantalla donde tendremos que crear una nueva máquina virtual donde ejecutar el otro sistema operativo:

vb4

Pulsad en Nueva (arriba a la izquierda) y pasaremos al proceso de crear una nueva máquina virtual:

vb5

Ponedle un nombre (Windows7 en este caso) y seleccionar el sistema operativo Huésped (el que se va a ejecutar y convivir con Mac OSX). Como veis, aunque aún no está disponible la versión final de Windows7, ya aparece como opción. Una vez seleccionados los datos como aparecen en la ventana anterior, pulsad en Siguiente:

vb6

Ahora tendremos que indicar a VirtualBox cuánta memoria RAM debe asignar al nuevo sistema operativo. Puedes poner mucha más RAM que la que tenga tu ordenador, pero si no dispone realmente de esa cantidad de RAM, utilizará el disco duro y todo funcionará más lento.

Mi recomendación es que pongas 2048 MB y pruebes qué tal funciona. Con eso debería ser suficiente. De todas formas, estos parámetros se pueden modificar más tarde.

Pulsa en Siguiente y pasaremos a configurar el disco duro virtual:

vb7

Al igual que la RAM, VirtualBox simulará un disco duro dentro del propio disco del Mac donde se instalará el nuevo sistema operativo y todos los programas. Selecciona Crear Disco Virtual nuevo y no olvides marcar la casilla Disco duro de Arranque.

Ahora seleccionamos cómo será ese disco duro:

vb8

La primera opción nos permite crear un disco duro pequeño, que nos quitará poco espacio del disco de nuestro Mac y a medida que vayamos guardando más datos o programas, irá creciendo. Por el contrario, la segunda opción nos permite indicar un tamaño fijo. Recomiendo usar la primera opción.

vb9

Ponemos un nombre a la unidad y seleccionamos el tamaño inicial. En el ejemplo, 20 GB para que quepan tanto Windows7 como algunos programas y datos.

Pulsamos Siguiente y nos aparece la siguiente pantalla:

vb10

Esta es la pantalla principal de VirtualBox. Cuando terminemos todo el proceso, será la que nos aparezca al ejecutar el programa desde nuestro Mac. Pero aún no hemos terminado, ya que falta instalar el sistema operativo huésped, en este caso, Windows7.

Pulsa en la flecha verde (Iniciar) que aparece en la parte superior de la ventana. Nos aparecerá el siguiente aviso:

vb11

que nos indica que cuando ejecutemos otro sistema operativo, el teclado y el ratón del Mac, se utilizarán para dicho sistema operativo y no en Mac OSX. Más tarde verás que cuando ejecutas Windows, el ratón no puede “salir” de la ventana de Windows. Como ambos sistemas operativos se ejecutan al tiempo, el ratón y el teclado deben saber sobre cuál de los 2 sistemas actúan. Si estás en Windows, basta pulsar la tecla [cmd ⌘] de la izquierda para que el teclado y el ratón se utilicen en Mac OSX. Para volver a Windows, basta pulsar con el ratón dentro de la ventana de Windows.

vb12

Ahora tenemos que instalar Windows7. Pulsa en Siguiente.

vb13

En el ejemplo suponemos que tenemos Windows7 grabado en un DVD (aunque también es posible instalarlo desde el .iso que se podía descargar desde Microsoft). Selecciona Dispositivo CD/DVD-ROM y la unidad correspondiente al DVD de tu Mac. Pulsa en Siguiente.

vb14

Te aparecerá un resumen de tu selección por si te has equivocado en algo. Si todo está correcto, introduce el DVD de Windows7 en la unidad de DVD, espera unos segundos hasta que lo reconozca y pulsa en Siguiente:

vb15

A los pocos segundos verás que aparece el mensaje de instalación de Windows. Sigue las instrucciones que te van apareciendo y en unos pocos minutos tendrás W7 ejecutándose en una ventana de Mac OSX:

vb17

Para salir de Windows, basta apagarlo desde el menú de Windows y VirtualBox volverá a su pantalla inicial. Para volver a ejecutar Windows, basta con pulsar 2 veces en la palabra Windows7 que aparece en la columna derecha de VirtualBox.

Dependiendo de la configuración y modelo de tu Mac, verás que la velocidad de ejecución de Windows7 es bastante aceptable para las tareas básicas. No lo he probado con juegos, pero no creo que funcione bien (si es que funciona). En cualquier caso, es una muy buena opción (y gratuita) para ejecutar Windows en tu Mac.

Si quieres instalar otros sistemas operativos (como Linux) sólo tienes que ejecutar VirtualBox, pulsar en Nueva y repetir el proceso para instalar el otro sistema operativo.

No te compres un netbook y menos para hacer un hackintosh

DSC_0017_2 copia

Hace unos días me compré un netbook Packard Bell dot s con el que ‘cacharrear’ y al que pensaba convertir en un hackintosh. 2 semanas después, os voy a contar mi ‘odisea’…

Lo primero, documentarse. Me pasé 4 ó 5 días navegando por montones de sitios en los que explicaban las diferentes formas de conseguir hacer funcionar Leopard en un PC. La mayoría estaban en inglés y eran terríblemente difíciles de comprender. Mi nivel de inglés es bueno, pero hay algunos que se explican fatal y menos aún si el que lo está leyendo, como yo, es un principiante en estos temas.

Por fin logré, gracias a la Wikipedia, hacerme una idea de los distintos sistemas para hacer un hackintosh:

El primero de ellos consiste en utilizar una versión modificada de Darwin (la versión de UNIX sobre la que corre Leopard) que ‘engaña’ a Leopard y le hace creer que está siendo instalado en un Mac de verdad. La ventaja de este sistema es que al instalar una versión original del sistema operativo, puedes actualizarlo directamente cada vez que Apple lanza una nueva revisión de OSX. Por contra, es raro que funcione correctamente en un PC ya que Leopard lleva drivers para el hardware de los Mac y muchos PC equipan dispositivos de audio, wifi o webcam y Leopard no es capaz de gestionarlos.

El segundo consiste en utilizar una versión de Leopard modificada, como ideneb, que además ya lleva muchos de los drivers habituales para el hardware de PCs.

Por si no lo sabéis, los netbook (al menos éste) llevan Windows preinstalado en el disco duro y no incluyen ningún DVD para reinstalar el sistema operativo. Así que lo recomendable era hacer una copia de seguridad… pero sin DVD es muy complicado, así que busqué un disco externo (creo que originalmente era el que venía con mi MacBook) de 2.5″ y lo puse en el netbook, sustituyendo al disco duro original de 160 GB con Windows XP instalado.

Inicialmente, me parecía más ‘limpio’ el primer sistema, así que me descargué boot 123 y saqué el disco original de Leopard del armario 🙂

Hasta ahí fácil, pero claro… como el netbook no tiene lector de DVD, me puse a buscar cómo hacerlo con un USB de 8GB que compré por 13€. Pasar el disco de Leopard al USB es lento, pero fácil gracias a Utilidad de Discos. Pero lo copiar boot 123 al USB y hacer que arrancara desde ahí, fue misión imposible. Encontrar documentación es complicado y la poca que hay me sonaba a chino básico 🙂

La siguiente alternativa era comprar un lector de DVD externo, pero no entraba en mis planes gastarme unos 80€. La otra posibilidad era comprar una por ebay (unos 25-30€) pero quedaba poco para el Puromacdrid 2.0 y quería llevar el netbook con Leopard instalado… así que tuve la brillante idea de sacar el lector de DVD de un PC viejo que tengo por casa y utilizar la carcasa de un disco duro externo para la alimentación y el cable de datos. La cutre-unidadDVDexterna quedó así:

cutredvd

Pero funcionaba, que era lo importante. Así que grabé boot123 en un CD y volví a sacar el disco de Leopard. Conecté el cutreDVD al netboot y modifiqué los parámetros de la BIOS para que arrancara del CD. Arranco desde el DVD y… perfecto, carga la versión modificada de Darwin y a los pocos segundos, me pide que introduzca el disco de Leopard. Eso hago, pulso ENTER y comienza a leer… durante unos segundos no ocurre nada y la unidad (perdón cutre-unidad) empieza a hacer unos ruidos como si la estuvieran limando por dentro…

Me imaginé rápidamente qué estaba pasando: el disco de Leopard es un DVD de doble capa y el cutreDVD era de una sola capa (ya os dije que era un PC viejo), así que no lo podía leer.

Frustrado, pensé en la segunda alternativa y me bajé la última versión de ideneb, que había leído estaba orientada a su instalación en netbooks y se podía instalar en un DVD de una sola capa.

Al día siguiente hice la prueba y comenzó la instalación sin problemas. A los pocos minutos, aparecía en la pantalla del netbook nuestra querida pantalla blanca con la manzana mordida en el centro!!! Qué alegría, parecía que por fin todo iba a funcionar!!!

Y efectivamente, Leopard se instaló. Apagué, volví a encender y arrancaba como si de un Mac se tratara. Prueba conseguida!!??

Bueno, casi. Es cierto que arrancaba la versión modificada de OSX, reconocía el trackpad, el teclado e incluso la tarjeta SD (como en los nuevos Macbook Pro 😉 ), pero no reconocía el wifi!!! Y para qué quiere uno un ordenador que no tiene wifi???

Además y al ser la pantalla panorámica, los iconos del dock o las unidades de disco quedan ‘estirados’ y muy feos. El rendimiento era bueno, pero se nota que Leopard no está hecho para ser utilizado en una resolución tan baja y tan panorámica.

Así que otra vez a buscar por Google… y descubrí que en el proceso de instalación hay una opción para personalizar en función de tu ordenador, así que volví hacer la instalación y marqué el modelo de la placa de red que lleva el Packard Bell y esperé a que terminara (unos 30 minutos). Nada, seguí sin funcionar wifi, pero ahora el trackpad tampoco funcionaba y estaba obligado a manejarlo con el ratón.

Volví a instalar, ahora probando otro de los modelos del hardware de red que vienen en ideneb, otros 30 minutos y tampoco funcionó. Y me harté. Busqué el Windows 7 RC que tenía por ahí y se lo instalé. Todo funciona a la perfección.

Probablemente el sistema para hacerte un hackintosh mejore con el tiempo ya que la escena evoluciona rápidamente y puede que haya ordenadores en los que sea más fácil de instalar que en mi netbook, pero la experiencia no será lo mismo. Simplemente porque Apple tiene un hardware cerrado y no tiene porqué contemplar el inmenso abanico de dispositivos que llevan los PCs.

Moraleja: si te aburres, te sobra el tiempo y te gusta cacharrear, no lo dudes y hazte un hackintosh con un netbook. Te lo podrás pasar tan bien como yo durante unos cuantos días. Pero si quieres un ordenador que corra con Leopard, compra un Mac de verdad. Sé que cuestan 3 veces más que una netbook, pero la experiencia es inigualable…

Gracias a @raponchip por enviarme las fotos que hizo al netbook en Puromacdrid… yo no tenía ninguna.

Mi nuevo netbook: Packard Bell dot s

Os presento el nuevo capricho que me concedí hace unos pocos días: un Packard Bell dot S

Packard_Bell_DOT_S_01

Hacía tiempo que tenía ganas de un netbook, pero los que había visto hasta ahora no me gustaban mucho porque me parecían mal fabricados y como de juguete. Por 300 € no se puede pedir mucho, pero lo mínimo es que tengan un diseño que nos guste y no parezcan que se van a derretir en cuanto empiece el calor.

Y el dot s (a mi gusto) si que lo consigue. Está bastante bien fabricado, se nota robusto y el grosor es un par o tres de milímetros más que mi MacBook.

IMG_3183

El tamaño, como podéis ver en las fotos que he hecho, es bastante inferior al del MacBook:

IMG_3176

IMG_3181

Y ahí se acaban todas las comparaciones con el MacBook 🙂 Ambos equipos no son comparables y cada uno al menos en mi caso, tiene un uso diferente.

Pero veamos un poco más en profundidad el dot s.

No os voy a aburrir con las especificaciones técnicas, que podéis ver en la web de Packard Bell. Lo que yo os puedo contar es que después de una semana de uso esporádico, el dot s me gusta mucho. Es muy pequeño y ligero. Ideal para ir de un sitio a otro con él sin que se note el peso (1.20 Kg) y con la suficiente potencia como para ejecutar Windows XP y otras aplicaciones como Safari 4 a buena velocidad.

Los 160 Gb de disco duro te permiten llevar contigo un montón de películas y música por si tienes que pasar muchas horas en el avión o en un tren y el sonido dolby si conectas los auriculares, es sobresaliente.

El trackpad, aunque pequeño, funciona bastante bien, a excepción del gesto para hacer scroll en las páginas web. El movimiento consiste en deslizar el dedo arriba y abajo en el lateral del trackpad (marcado con una línea en blanco) pero es desesperante porque va a ‘saltos’ y al final acabo usando las teclas del cursor. De todas formas, tengo que investigar en la configuración, no sea que haya una forma de hacerlo más suave.

ACTUALIZADO: Efectivamente, desde el panel de control se puede modificar el ajuste del scroll para que vaya más “suave”. Tampoco es demasiado sensible, pero al menos se puede utilizar.

La pantalla de 10″ es LED, así que ninguna queja. Es la misma tecnología que han venido teniendo los nuevos Macbooks portátiles y tanto el brillo como la definición es muy, muy buena. Además, las 10″ para mi es un tamaño perfecto, aunque me falta un poco de resolución vertical (1024×600).

La batería es de 3 celdas (hay una de 6 como opción) y aunque promete 3 horas, no me ha llegado nunca a esa cifra y eso que sólo lo estoy utilizando para navegar por internet por wifi. En teoría, las baterías de Li-Ion necesitan completar varios ciclos de carga cuando son nuevas hasta llegar a su capacidad completa, pero en una semana sólo las he cargado un par de veces, así que quizá la duración aumente en los próximos días.

Y en cuanto a las posibilidades de expansión, aunque no son muchas, es muy fácil de actualizar. En la parte inferior y quitando unos pocos tornillos, tenemos acceso al disco duro de 2.5″, la memoria RAM y a otro compartimento que no he encontrado por ningún sitio para qué sirve (?).

IMG_3187

Lo que no me gusta nada es el teclado. El tamaño es correcto y las teclas tienen el tamaño justo, pero se mueven mucho y tienen demasiado recorrido. Cierto es que no lo he utilizado demasiado, pero por ahora se lleva un CERO.

Luego hay otra cosa que tampoco me agrada. Es una tontería, pero la tapa del portátil está hecha de un plástico brillante que es muy mono y chulo, pero se queda lleno de huellas cada vez que lo tocas. A los pocos días de usarlo, está hecho un asco… Me pregunto si alguien hará un uso real de los equipos antes de sacarlos a la venta…

Ah! un detalle muy bueno es que incluye una funda para poder transportarlo evitando que se raye o se estropee. Todo un detalle.

Y por último, el precio: 299 € con impuestos incluidos. No está nada mal para un netbook de estas características.

Vamos, que estoy encantado con él. Aunque no me va a durar mucho así… una de las razones por las que me lo he comprado es porque quiero convertirlo en un Hackintosh y probablemente añadir Windows 7 en otra partición. Como no, estad atentos al tutorial 🙂

Descarga e instala Windows 7 RC en tu Mac

windows7_100_100

Como ya os adelantaba hace unos pocos días, desde hace unas horas, ya está disponible Windows 7 RC para su descarga gratuita desde el sitio de Microsoft.

La nueva versión de Windows 7 estará disponible para su descarga hasta el 30 de Junio y podremos descargar todas las claves que queramos para instalar Windows 7 en varios ordenadores. Avisaros que esta versión funcionará hasta el 1 de Junio de 2010, pero ya el 1 de Marzo de 2010 hará que el ordenador se apague cada 2 horas… a partir de ese momento deberás instalar una versión definitiva del sistema operativo de Microsoft (o borrar W7 RC de tu disco duro) 🙂

A pesar de llevar bastantes meses sin usar Windows, siempre me ha gustado cacharrear y probar software y la nueva versión de Windows no es una excepción. Más allá de la guerra entre Windows y Mac OS X, me apetece probar qué tal va Windows 7 RC, qué novedades incluye y cómo es su rendimiento. Luego podré criticar (o no) el nuevo sistema operativo 🙂

La descarga es muy sencilla, sólo pincha en el siguiente enlace y te llevará a la página de descarga:

https://www.microsoft.com/windows/windows-7/download.aspx

ADVERTENCIA: Microsoft utiliza el Download Manager en Java y no he conseguido que me funcione en Safari 3.2.1, así que he tenido que bajar la última versión de Firefox (3.0.10) y toda ha ido perfecto.

Esta vez, tenemos la posibilidad de descargar Windows en castellano (la beta era sólo inglés) y al igual que otras veces, en versiones de 32 ó 64 bits.

Si como yo, eres usuario de Mac y Leopard, podrás crear una partición BootCamp en tu Mac y tener ambos sistemas operativos. Si no sabes cómo hacerlo, puedes leer el tutorial de instalación que hice con motivo del lanzamiento de Windows 7 Beta, donde se explica paso a paso cómo descargar el fichero .iso, cómo grabarlo en un DVD y cómo hacer la partición Bootcamp y cómo instalar Windows 7:

Instala Windows 7 beta en tu Mac

Windows 7 RC1 disponible el 5 de Mayo

Si en Enero de 2009, Microsoft ponía a disposición de todos los usuarios la versión beta de Windows 7, ahora me informan por correo electrónico que el próximo día 5 de Mayo estará disponible Windows 7 Release Candidate 1.
Las versiones Release Candidate son las que se hacen cuando el producto está en una fase de desarrollo muy cercana al producto final.

Al igual que con la Beta, cualquiera se podrá descargar esta versión de forma gratuita e instalarla todos los ordenadores que quiera, ya que no habrá límite en el número de licencias que podamos solicitar. Por lo que explican en el correo, estará disponible para su descarga hasta el 30 de Junio, así que tendremos tiempo de sobra y esperemos que no pase con con la versión Beta en la que hubo muchos problemas ya que sólo iba a estar disponible unos días y se ve que saturamos los servidores y el ancho de banda de Microsoft…

Para todos los usuarios de Mac que estén interesados en echar un vistazo al nuevo sistema operativo de Microsft (ya sea para analizarlo, alabarlo o criticarlo) 🙂 sabed que lo podéis instalar en vuestros Macs gracias a BootCamp y tener ambos sistemas operativos (OS X y Windows 7), tal y como explicamos paso a paso con motivo del lanzamiento de Windows 7 Beta.

Espero poder bajarme Windows 7 RC1 el mismo día 5 y si es necesario, os escribiré otro tutorial de cómo instalarlo en vuestros Macs.

Maneja tu Mac de forma remota con LogMeIn

Aprovechando las vacaciones, en las que me he ido unos días a descansar a la costa, he podido probar una utilidad a la que tenía ganas: LogMeIn.

LogMeIn nos permite acceder de forma remota y a través de Internet a otros ordenadores de una forma relativamente sencilla. Esto es muy útil si (como yo) dejas tu Mac de casa conectado siempre, ya que podrás acceder y manejarlo desde otro ordenador Mac o PC aunque estés a muchos kilómetros de tu casa.

La utilidad de este sistema es obvia ya que te permitirá conectarte a tu Mac desde casi cualquier sitio y ver cómo van esas descargas que has dejado bajando, consultar un teléfono que sólo tienes en la agenda del Mac de casa o enviarte un fichero que has olvidado llevarte al trabajo.

Por desgracia, si quieres acceder desde la oficina, hay muchas empresas que por cuestiones de seguridad tienen restringido el uso de algunos puertos de comunicaciones, lo que hará que LogMeIn no funcione. En estos casos puedes hablar con el administrador de la red, pero dudo que te lo permitan…

El sistema es un poco largo de explicar, pero es relativamente sencillo, así que vamos paso a paso.

 

Instalando LogMeIn en el ordenador que queremos controlar

En primer lugar debemos preparar el ordenador al que queremos acceder remotamente (supongamos que es nuestro Mac que tenemos en casa). Recordad que para acceder a dicho ordenador, es necesario que esté conectado a internet y conectado 🙂

LogMeIn tiene un montón de productos diferentes que permiten todo tipo de gestiones y conexiones remotas. La mayoría son bastante potentes y orientados a los administradores de red o que tienen usuarios remotos. Por suerte, tienen una versión gratuita (LogMeIn Free) que nos permite ese acceso remoto, aunque bastante limitado en opciones, pero que es más que suficiente para las necesidades de un usuario medio.

Además, verás que hay versiones tanto para Mac como Windows, permitiendo que controles un Mac desde un ordenador Windows o viceversa. Si tienes varios ordenadores en casa conectados a la red (PCs y/o Mac) podrás añadir todos a LogMeIn y acceder a ellos desde otro ordenador ya sea Mac o Windows)… Pero eso es complicar demasiado las cosas, así que en el tutorial sólo explicaremos cómo acceder a un Mac en remoto desde otro ordenador.

Empecemos. Lo primero es ir a la web de LogMeIn, al apartado correspondiente a la versión gratuita para Mac:

https://secure.logmein.com/products/free/mac/

Nos aparecerá la siguiente web:

logme2

 

Antes de descargar el software, es necesario crear una cuenta de LogMeIn. Para ello pulsamos en el enlace: haga clic aquí para crear una cuenta de LogMeIn que aparece al principio de la página.

Sólo te pide una dirección de correo y una contraseña para el servicio, además de un par de datos sobre tu país y el uso que vas a dar a LogMeIn. Recuerda los datos que introduces ya que los necesitaremos más adelante.

Al acabar, te enviará un mail a tu cuenta de correo. Pulsa sobre el enlace que aparece y te llevará a esta web:

 

logme1

 

Ahora basta pulsar en Añadir ordenador (señalado con la flecha naranja) con lo que se empezará a descargar e instalar LogMeIn Free para Mac:

logme3

 

En un momento dado de la instalación, te pedirá que introduzcas los datos de tu cuenta de LogMeIn, que son los que hemos registrado antes:

logme4

 

El último paso es poner un nombre descriptivo del ordenador en el que estamos instalando el software. Si sólo vas a controlar un ordenador, no es demasiado importante, pero si son varios, mejor que seas capaz de diferenciar uno de otro. 

En mi caso, como veis, el nombre es iMac24:

logme5

 

Una vez terminada la instalación del software, veremos que el la barra superior del Mac aparece un pequeño icono con unos circulitos (en la imagen el primero por la izquierda) que indica que LogMeIn está instalado y listo para acceder desde otro ordenador remoto. 

logme6

 

Y con esto concluimos todo lo necesario para que nuestro Mac pueda ser controlado desde un ordenador en remoto. Basta añadir que si tienes varios ordenadores en casa (o de tu familia) puedes repetir la instalación del software en todos, ya sean Mac o Windows (tendrás que usar la versión correspondiente), poniendo siempre la misma cuenta con la que te diste de alta en LogMeIn. Así cuando accedas en remoto podrás controlar cualquiera de los ordenadores que previamente hayas añadido.

Ahora prosigamos con el siguiente paso:

 

Accediendo a nuestro Mac desde un ordenador remoto

Es el momento de probar que todo funciona correctamente, así que nos ponemos con el ordenador desde el que queremos acceder a nuestro Mac en casa. En mi caso he usado el MacBook, pero también se podría hacer desde un PC.

Abrimos el navegador web y nos vamos a la web de LogMeIn:

https://secure.logmein.com/home.asp?lang=es

En la parte superior derecha nos aparece el Inicio de Sesión. Basta con introducir la dirección de correo y la contraseña con los que nos dimos de alta en el servicio.

Si es la primera vez que accedes, te aparecerá la siguiente pantalla:

logmein

Si el ordenador desde el que accedes es tuyo o lo utilizas habitualmente, te recomiendo que pulses en Instalar complemento de Mac, que es un programita que, en teoría hace que el acceso y el refresco de la pantalla sea más rápido.

Si estás en un cibercafé o en el ordenador de un amigo, mejor pulsa en Omitir instalación.

Te aparecerá una nueva pantalla con una lista de los ordenadores que has añadido y que puedes manejar en remoto:

logmein7

Pulsa en el enlace con el nombre del ordenador al que quieres acceder y aparecerá la siguiente ventana:

logmein2

ATENCION: Aquí debes introducir el nombre de usuario y la contraseña del ordenador al que estás accediendo (en este ejemplo, sería el del iMac, no el del MacBook)

Si todo va bien, en unos pocos segundos verás la siguiente pantalla:

logmein8

 

Pulsa en Control Remoto y te aparecerá la siguiente ventana:

logmein3

Pulsa en Proceder.

Si has seguido todos los pasos, en pocos segundos te aparecerá en tu navegador el escritorio de tu Mac que está en casa. Notarás que tiene menos colores y que las ventanas aparecen y se cierran muy lentas o hay un pequeño (o gran) retardo entre que pulsas el ratón y el ordenador remoto responde. No te preocupes, es normal. Ten en cuenta que toda la información de lo que aparece en pantalla se está enviando por internet y no es lo más optimo en términos de velocidad.

imac24

 

 

Conclusiones

A pesar de que no es un sistema perfecto, si que nos puede ser muy útil si nos marchamos de vacaciones y queremos acceder al ordenador de casa que hemos dejado funcionando.

En mi caso, también lo utilizo para acceder al PC de algunos familiares que requieren soporte técnico 🙂 con su Windows y así me evito algún que otro paseo o explicaciones por teléfono, ya que veo en directo lo que ocurre en su ordenador.

Y también me es muy útil para acceder desde el trabajo al Mac de casa. Cuántas veces he necesitado un fichero en el que he estado trabajando en casa y luego he olvidado llevarme al trabajo?. La verdad es que LogMeIn free no permite la transferencia de ficheros, pero gracias a DropBox, es tan sencillo como acceder al ordenador de casa y copiar el fichero que necesitas a tu dropbox. A los pocos segundos ya lo puedes recuperar desde el ordenador de la oficina.

En fin, como podéis ver tiene muchos usos y seguro que os soluciona más de un problema como a mi.

 

 

Instala Windows 7 beta en tu Mac

photo-1

Como buenos switchers que somos, hace tiempo que hemos dejado de usar Windows en nuestros ordenadores, pero eso no quiere decir que no nos pique la curiosidad volver a nuestros orígenes y probar el nuevo sistema operativo de Microsoft: Windows 7.

Por si no lo sabéis, Microsoft a puesto a disposición de todos los usuarios una beta pública de Windows 7 que te puedes instalar en tu Mac si tiene un procesador Intel, usas Leopard y dispones de un DVD virgen y unos cuantos Gb libres en tu disco duro. Tienes hasta el 24 de Enero para descargarla de forma legal (ACTUALIZADO: podrás descargar Windows 7 hasta el 10 de Febrero) y te funcionará hasta el 1 de Agosto, así que tienes tiempo de sobra para probar.

Como buena versión beta que es, hay que tener mucho cuidado y tal y como recomienda Microsoft, no debes instalarla en tu ordenador principal de trabajo.

El proceso es muy sencillo: Leopard incluye una utilidad llamada Boot Camp que permite crear una nueva partición en nuestros discos duros e iniciar el proceso de instalación de otros sistemas operativos en dicha partición. Luego, al encender el ordenador podremos elegir si arrancamos desde la partición de OS X o la de Windows.

Así que si te apetece probar Windows 7 para ver si es tan rápido y bueno como dicen y comparar si es mejor o peor que OS X, sólo tienes que seguir este sencillo tutorial.

 

Preparación

Como vamos a crear una nueva partición en nuestro disco duro, corremos el riesgo de que algo salga mal y podemos perder toda la información que tenemos en el disco duro de nuestro Mac, así que es OBLIGATORIO hacer un backup de nuestro sistema. Como siempre, mi recomendación es usar SuperDuper! y hacer una copia exacta del disco para poder restaurarla de forma rápida y sencilla si nos encontramos con algún problema.

Una última recomendación: como vas a tener que reiniciar el ordenador varias veces y cambiar de sistema operativo, te recomiendo que antes de empezar teimprimas este tutorial en papel y así te será más fácil seguir las instrucciones.

 

Crear el DVD de Windows 7 beta

Y por supuesto, debemos descargarnos la beta de Windows 7 desde la web de Microsoft: http://www.microsoft.com/windows/windows-7/beta-download.aspx

NOTA: He sido incapaz de hacerlo desde Safari. Sin embargo, funciona perfectamente desde Firefox.

Verás que hay 2 versiones: la de 32 y la 64 bits. Si tu Mac es CoreDuo, selecciona 32 bits, si es un Core2Duo descarga la versión de 64 bits.

win4

Después de identificarte con tu LiveID, te generará un código de licencia. Es importante que imprimas esa página o que apuntes el código ya que luego lo necesitaremos.

Pulsa en la opción de Download y date un paseo 🙂 La versión de 32 bits son 2.4GB y la de 64 bits, 3.5GB, así que tardará un buen rato en descargar.

Al terminar la descarga, tendrás un fichero .iso en tu ordenador. Este archivo es una imagen de DVD, por lo que tendremos que grabarlo en un DVD virgen para poder utilizarlo posteriormente en la instalación.

Para ello, introducimos el DVD virgen en la unidad Superdrive del Mac y ejecutamos Utilidad de Discos. Pulsamos sobre el icono Grabar,

win3

seleccionamos el archivo que acabamos de descargar de Microsoft y pulsamos Grabar. Después de grabar y verificar el disco (tardará unos 20 minutos), el Mac expulsará el DVD. Ya tienes listo tu DVD con Windows 7 beta.

 

Crear la partición

Ya estamos preparados para empezar y para ello, debemos cerrar todos los programas que tenemos abiertos y ejecutar el Asistente Boot Camp. Lo puedes buscar con Spotlight o ejecutarlo desde el directorio Aplicaciones/Utilidades.

Nos aparecerá la siguiente pantalla:

win1

Evidentemente, Boot Camp aún no hace referencia a que se pueda instalar Windows 7, pero comprobaréis que funciona igual que con las versiones anteriores de Windows. Como podéis leer, nos recomienda que hagamos la copia de seguridad (que ya deberíamos haber hecho) y que si estamos usando un portátil conectemos el adaptador de corriente.

Pulsamos por tanto en Continuar y aparece esta pantalla:

win5

Esto nos indica que el disco se particionará en 2. La partición de Mac OS X con 227GB y 5Gb para instalar Windows. 

Como Windows 7 beta requiere de 16 GB de disco duro necesitamos aumentar el tamaño de la partición de Windows. Basta poner el ratón en el ‘puntito’ que hay entre las particiones de Mac y Windows. Si pulsamos con botón derecho y lo desplazamos hacia la izquierda, verás que el tamaño de la partición de Windows aumenta. 

En mi caso lo he dejado en 25GB para que tenga espacio de sobra por si quiero instalar alguna aplicación en el futuro.

Quedaría así:

win6

Ahora pulsa en Particionar.

 

Instalando Windows 7 Beta

Después del paso anterior, te habrás quedado en la siguiente ventana:

win7

Ahora, introduce el DVD de Windows 7 beta que has creado antes y espera unos segundos hasta que el icono del DVD aparezca en el escritorio.

Cuando veas el icono, pulsa en Iniciar instalación.

Verás que tu Mac se reinicia y a los pocos segundos empieza la instalación de Windows 7. 

Lo primero que verás es que te aparece una pantalla solicitando el idioma, formato de fecha/hora y teclado. Sólo podrás poner idioma ingles, pero el formato de fecha/hora y el teclado los puedes poner en Spanish (Spain).

Pulsa en siguiente y acepta la licencia.

Ahora te aparecerá una ventana para seleccionar el tipo de instalación:

win8

Como se supone que la partición está vacía, pulsamos en Custom.

Atención ahora!!!

Ahora tenemos que elegir y formatear la partición donde instalar Windows 7. Si te equivocas en este paso, puedes borrar y perder todos los datos que tengas en tu Mac.

En pantalla deberíamos tener una ventana con la información de las distintas particiones del disco duro de nuestro Mac. Verás que hay una que pone Boot Camp, la seleccionas y pulsas en Drive options (Advanced).

photo

Te aparecerán varios iconos. Pulsa en Format para formatear la partición en NTFS. 

Una vez que terminado el formateo, pulsas Next y Windows 7 beta comenzará con la instalación propiamente dicha: copiar archivos, instalar, comprobar, etc. En los siguiente 20-25 minutos, no es necesario que hagas nada. Tu Mac se reiniciará varias veces hasta que el proceso de instalación esté en la última fase.

Esa última fase consiste en introducir tu nombre de usuario, el de tu máquina, la contraseña del sistema y el código de licencia que conseguimos de Microsoft al principio del todo (y que deberíamos haber imprimido).

Por último, configuramos la forma de actualizar Windows y la zona horaria en la que nos encontramos.

Y ya está, a los pocos minutos tendréis Windows 7 beta listo para funcionar

 

ACTUALIZACIÓN (14/01): Siguiendo a @mmoroca en twitter me entero que la instalación por defecto de Windows 7 beta no reconoce la iSight ni el audio y que el trackpad no estará correctamente configurado. @mmoroca aporta algunas soluciones en su junkyard.

 

Elegir el sistema operativo de arranque

Te habrás dado cuenta durante la instalación que ahora, cada ve que reinicias o enciendes tu Mac entras directamente en Windows y no hay forma de acceder a Mac OSX. Esto es porque Boot Camp define la partición de Windows como la de arranque. 

Sin embargo, lo más cómodo sería que arrancara en Mac OS X por defecto y pudiéramos decidir cuándo queremos ejecutar Windows 7.

Vamos a ver cómo podemos hacerlo.

Encendemos nuestro Mac y mantenemos pulsada la tecla opción (alt ⌥ ). A los pocos segundos nos aparecerá una pantalla como esta:

boot_camp_os_select

 

Pulsa con el ratón sobre el disco Macintosh HD, lo que hará que arranquemos Leopard. 

Con esto sólo hemos conseguido que esta vez nuestro Mac arranque con OS X, si ahora apagamos y encendemos, volverá a arrancar en Windows.

Lo que tenemos que hacer es indicar a nuestro Mac que arranque siempre desde la partición de OS X y para ello vamos al menú  / Preferencias del Sistema / Discos de arranque:

discoarranque

Selecciona el icono Mac OS X 10.5.x en Macintosh HD para que tu Mac arranque por defecto en OS X.

A partir de este momento si quieres ejecutar Windows 7, deberás apagar o reiniciar tu Mac y pulsar la tecla opción (alt ⌥) mientras arranca para que te salga la pantalla de selección que vimos anteriormente. Pulsa el icono de Windows para trabajar con Windows 7.


Cómo desinstalar Windows 7 beta del Mac

Como tarde o temprano querrás borrar Windows 7 beta de tu Mac y recuperar todo el espacio en disco que ocupaba, sólo tienes que seguir estas sencillas instrucciones que aparecen en la web de Apple.

 

Correspondencia teclado:

También os recomiendo la página de Apple donde se indican las correspondencias entre el teclado del Mac y Windows.