Nanotruco: Tu iPad también tiene trackpad

Una de las cosas que más rabia me da con el iPad es intentar seleccionar un texto para cortar o copiar. A veces el texto está en una zona de la pantalla “incómoda” y por mucho que aparezca la lupa, no consigo poner el cursor en el lugar preciso.

Pues hay una manera que a mi me parece más sencilla y que poca gente sabe.

Si cuando estás escribiendo un texto pulsas con 2 dedos en el teclado, verás que desaparecen todas las teclas. Si mueves ambos dedos por la pantalla del iPad podrás comprobar que se ha convertido en un trackpad gigante y el cursor se desplaza por todo el texto acompañando al moviendo de tus dedos. Ahora te será más fácil ubicarlo en la posición correcta.

13223-7820-image_large_2x-l

BONUS: Si dejas el cursor parado en un punto y mantienes los 2 dedos en el trackpad sin moverlos durante 1 segundo, verás que el cursor pasa al modo selección (salen unos círculos arriba y abajo del cursor). Ahora, al mover los dedos seleccionarás el texto.

Requiere un poco de práctica al principio, pero una vez que te acostumbras, resulta muy cómodo y práctico.

 

Saca más provecho al trackpad de los MacBook antiguos

Con la presentación de los nuevos MacBook, su trackpad sin botón parece que ha sido una gran novedad, pero ya hace tiempo que los portátiles de Apple permiten ser configurados de tal forma que no sea necesario utilizar dicho botón.

Sinceramente pensaba que casi todo el mundo lo sabía, pero a raiz de una consulta de un usuario en el blog, he preguntado a varios amigos switchers y sólo uno lo conocía.

Así que he preparado una pequeña explicación para aquellos que tenéis desgastado el botón de tanto pulsarlo 🙂

 

El “truco” está en la correcta configuración de las preferencias del trackpad. Para ellos, nos vamos al menú Manzana/Preferencias del Sistema/Teclado y ratón/trackpad. Nos aparecerá la siguiente pantalla:

 

 

No entraremos a ver las 2 primeras, que lo único que hacen es definir a la velocidad que se desplaza el puntero por la pantalla y la velocidad requerida para hacer un doble clic.

Vayamos a las interesantes:

Usar dos dedos para desplazarse. Esta es muy buena! Si está activada, nos permite hacer scroll moviendo 2 dedos de arriba a abajo (o viceversa) en el trackpad. Es muy útil cuando navegas por internet ya que puedes hacer scroll en páginas que tienen mucho texto sin necesidad de ir a las barras de desplazamiento laterales.

Para que os hagáis una idea mejor, equivale a mover la ruedita del ratón hacia arriba o hacia abajo.

Permitir desplazamiento horizontal. Hace lo mismo, pero de izquierda a derecha (y viceversa). Muy útil para hojas de cálculo!

Zoom pulsando. Define una tecla (en este caso CTRL) que al mantenerla pulsada y hacer el scroll que vimos antes, nos hace un zoom de la pantalla. Esta es muy buena para los usuarios de MacBook con pantalla de 13″ ya que ha veces se queda un poco pequeña y queremos ver alguna imagen más grande. También es recomendable para vacilar delante de nuestros amigos “windowseros” 🙂

Hacer clic. Si está activada, permite simular la pulsación del botón izquierdo del ratón (o del botón del trackpad) pulsando una sola vez en cualquier lugar del trackpad. A mi me parece muy cómoda y lo tengo configurado así desde el principio.

Arrastrar: Con la anterior activada, si activamos esta opción, podremos mover ventanas por el escritorio o redimensionar el tamaño de una ventana sólo con toques en el trackpad. El funcionamiento es muy sencillo. Para mover una ventana, desplaza el puntero hasta la barra de título de la ventana que quieras mover. Pulsa 2 veces con un solo dedo en cualquier lugar del trackpad, pero después del segundo golpeo NO LO LEVANTES. Verás que si ahora mueves el dedo por el trackpad, la ventana se desplaza. 

Cuando levantes el dedo, la ventana se dejará de mover.

Equivale a pulsar el botón izquierdo del ratón en una ventana mientras la desplazamos moviendo el ratón.

Bloquear arrastre. Está vinculada con la anterior y lo que hace es que cuando estamos moviendo la ventana la bloqueada y podremos seguir moviéndola aunque levantemos el dedo. Para “soltarla” basta pulsar una vez en cualquier sitio del trackpad.

Golpee suavemente el trackpad con 2 dedos para hacer un clic secundario. Pues eso. Simula el botón derecho del ratón. 

 

Como veis es posible hacer muchos “gestos” con los antiguos MacBook y por mi hace mucho que podían haber quitado el botón ya que habéis podido comprobar que no es necesario. Por desgracia, no soportar otros gestos que traen los nuevos modelos (como “pellizcar” 🙂 o rotar o incluso gestos con 3 y 4 dedos… 

Espero que se entienda bien y que sea fácil, aunque lo suyo habría sido hacer un pequeño vídeo para que se viera mejor el funcionamiento… si alguien se anima… 🙂

 

NOTA CURIOSA: Cómo es que cuando voy a las preferencias del iMac (que tiene el teclado estándar que acompaña al equipo) también me aparecen algunas de las opciones del Trackpad, como Hacer clic o Ignorar las acciones accidentales??